TOLEDO.- La asociación castellanomanchega Proanimal ha presentado un recurso de alzada ante el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, contra la resolución firmada por el director general de Medio Natural y Biodiversidad, Félix Romero, por la que desde la medianoche del pasado viernes se permiten las entradas y salidas de Castilla-La Mancha para cazar en cotos con sobreabundancia, a pesar del cierre perimetral que mantiene la comunidad al menos hasta pasado el puente de la Constitución.

Desde el colectivo animalista consideran que esta resolución ”vulnera derechos fundamentales como la vida y la integridad física de las personas”, a la vez que aluden a la ”falta de competencia” por parte del director general para dictar dicha resolución.

Publicidad

Motivos que han llevado a Proanimal a recurrir la decisión y solicitar la ”inmediata” adopción de medidas cautelares por parte de la Consejería, con la advertencia de que si se hace caso omiso se interpondrá una querella criminal.

Y es que desde esta asociación consideran que ”el derecho a cazar no debe estar por encima del derecho a la vida humana” en Castilla-La Mancha.

No consideran justificado que desde el Gobierno regional se abra la puerta a cazadores procedentes de otras regiones argumentando que si no se gestionan ahora las poblaciones de ciertas especies cinegéticas se podrían producir serios problemas en el medio natural en los próximos años.

Un planteamiento con el que, a juicio de este colectivo, el director general ”se quita definitivamente la careta” y muestra ”la cruda realidad de lo que la Consejería de Desarrollo Sostenible es: ”Un mero eufemismo para promover la protección de la caza por encima de todas las cosas”.

Así lo han señalado en un comunicado, en el que apuntan también el ”absoluto desprecio de la salud pública” por parte de la Junta, al abrir las puertas de Castilla-La Mancha ”a unos 2.000 cazadores de otras comunidades” a los que no se exige más requisito que ”tener permiso del titular de un coto para pasar el fin de semana” en la región.

Cabe recordar que la resolución publicada el pasado 27 de noviembre en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), contemplaba el permiso para los desplazamientos de entrada y salida de la comunidad autónoma para aquellas personas que se dirijan a practicar la caza en los terrenos cinegéticos que cuenten con un plan de gestión cinegético en vigor o una autorización expresa por parte de la autoridad competente para la gestión de las especies con riesgo de sobreabundancia.

Desplazamientos únicamente permitidos a quienes vayan a participar en la caza, quedando desautorizada la movilidad con acompañantes.

Como requisito para los cazadores se señalaba así la obligación de disponer de un justificante del titular cinegético u organizador de la cacería, en el que deberán figurar la fecha y el terreno cinegético en el que se celebre la actividad. 

Un requisito que critican desde Proanimal al considerar que ”ni siquiera impone el deber de hacer constar los datos de licencia del cazador”, lo cual, en su opinión, implicaría que cualquier persona podría burlar el estado de alarma y desplazarse hasta Castilla-La Mancha ”con tan solo un justificante emitido por un titular de un coto”.

Por todo ello desde la asociación creen que esta resolución ”está hecha a medida para las grandes fortunas de Madrid y Barcelona” que tienen sus cotos en Castilla-La Mancha.