Miguel López, vecino de Toledo que vive desde hace un año sin techo frente al río Tajo, acompañado por dos de sus perros. PeriódicoCLM

TOLEDO.- Más de 82.500 firmas se han reunido hasta ahora para pedir al Ayuntamiento de Toledo y al Gobierno de Castilla-La Mancha una vivienda para Miguel López, el hombre que desde hace más de un año vive en una tienda de campaña junto al Tajo, tras ser desahuciado.

A sus 53 años, quien hace años se dedicara a repartir suerte en forma de cupón de la ONCE entre los toledanos -tiene una discapacidad visual reconocida del 83 por ciento-, lleva en esta situación desde marzo del año pasado, cuando al inicio de la pandemia del coronavirus fue desahuciado por su casero de la vivienda en la que residía. Según cuenta, debía tres meses de alquiler, y aunque por el avance del virus cree que se podría haber quedado en ella, prefirió "dormir tranquilo" y probó suerte en una vivienda que creía abandonada, pero la denuncia de sus propietarios le llevó a tenerse que 'mudar' junto al río.

Publicidad

Allí subsiste desde entonces con una batería con dos bombillas, una estufa de leña para poder soportar las bajas temperaturas y un camping gas para poder calentar su comida.

Y es que su pensión de 390 euros no da para más después de restar los 160 euros que cada mes debe pagar por el préstamo que pidió para poder pagar el entierro de su mujer, fallecida hace tres años.

Publicidad

Su única compañía en este tiempo han sido sus dos perros, de los que se niega a separarse, de modo que el poder llevarlos consigo es condición imprescindible para dejar la tienda de campaña. Algo que ya le habría llevado a rechazar alojarse en un albergue.

"No pido un palacio, sólo pido un techo bajo el que cobijarme", ha agregado Miguel, quien ha criticado que, en el barrio del casco histórico del que él procede, "hay más pisos turísticos que ciudadanos" y ha puesto como ejemplo que, "entre la calle del Barco y la Bajada del Barco hay más de ocho pisos turísticos, en menos de cien metros".

Un objetivo para el que cuenta con el apoyo de algunos amigos, que no solo le han ido ayudando durante estos duros meses expuesto al frío extremo -con temperaturas de hasta 15 grados bajo cero durante el temporal 'Filomena'-, y al calor, a la rudeza de la calle, sino que hace dos meses lanzaban una campaña de recogida de firmas que ha llevado su historia a televisiones y periódicos nacionales.

Una campaña en change.org puesta en marcha por Álex Hebrail, impulsor hace unos años del colectivo 'Los lunes al sol en Toledo', desde el que se denunciaba la situación laboral en España y reclamaba un trabajo digno, quien este jueves ha llevado las firmas recogidas en apoyo a su amigo hasta el Palacio de Fuensalida, sede de la Presidencia de Castilla-La Mancha, donde también ha entregado una carta de Luis dirigida al presidente regional Emiliano García-Page, a quien le pide "una solución habitacional".

Cabe destacar que una primera entrega de firmas ya se realizaba en el Ayuntamiento de Toledo el pasado 25 de febrero. Entonces eran 57.000 los apoyos recibidos pidiendo una salida para este toledano. Desde entonces se espera que los servicios sociales le consigan un alojamiento digno al que pueda trasladarse con sus perros.

Los impulsores de la campaña de apoyo a Miguel recuerdan que "mientras todos estábamos encerrados en casa, protegiéndonos de la enfermedad, Miguel resistía en su tienda de campaña, como ha tenido que resistir los duros días de este invierno".

Aunque ahora la situación "ya no es tan dura" desde el punto de vista meteorológico, como la vivida por ejemplo durante el paso del temporal 'Filomena', se confía en que pueda encontrarse una solución "cuanto antes" para Miguel.

Por ello, y tras subrayar la "ola de solidaridad que se ha despertado en la ciudad de Toledo con Miguel", considera que "no se puede tolerar que siga durmiendo a orillas del río" y la Administración tiene que dar una respuesta.

Para Hebrail lo que se pide no son "locuras", sino algo que se encuentra recogido en el artículo 47 de la Constitución Española, según el cual "todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada".

En este punto, ha señalado que tienen "la esperanza" de que la nueva consejera de Bienestar Social, Bárbara García, retome el expediente de Miguel "y a ver si cambia un poco la situación de este hombre", pues de su antecesora en el cargo, Aurelia Sánchez, "no recibimos una llamada ni un correo electrónico", ha zanjado.