Imagen de las tuberías del trasvase Tajo-Segura. ARCHIVO

TOLEDO.- El Gobierno de España da un paso adelante hacia la modificación de las condiciones de explotación del Tajo-Segura. Este miércoles se ha dado a conocer que el Consejo Nacional del Agua ha dado luz verde a la propuesta del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico por la que se reduce la capacidad máxima de agua que puede pasar por el polémico acueducto.

En el futuro Real Decreto, que todavía tiene que ser aprobado en Consejo de Ministros, se recogerá la reducción del volumen trasvasable cuando los embalses de Entrepeñas y Buendía pasen al nivel 2, de situación de normalidad hidrológica, que cambiará del actual tope de 38 hectómetros cúbicos a los 27 mensuales. También se aumenta el máximo de volumen de existencias del nivel 2 en detrimento del nivel 1, pasando de 1.200 hectómetros cúbicos a 1.400.

En total, los regantes del Levante perderían hasta 80 hectómetros cúbicos anuales procedentes del Tajo-Segura, que se sumarían a otros 70 hectómetros si sale adelante el incremento del caudal ecológico previsto en el Plan de cuenca del Tajo.

El órgano consultivo, en el que están representados tanto el Ejecutivo central como las comunidades autónomas y las organizaciones vinculadas al agua, ha dado el visto bueno a la medida con 43 votos favorables, 19 en contra y otros 19 en blanco.

Publicidad

Entre los miembros del consejo que votaron a favor se encuentran la ministra, Teresa Ribera, así como el secretario general de Medio Ambiente y los directores generales vinculados a la Vicepresidencia cuarta del Gobierno de España. También han apoyado los cambios los presidentes de las distintas confederaciones hidrográficas, incluidas las del Tajo y el Segura.

Por comunidades, ha emitido su voto favorable Castilla-La Mancha, Extremadura, Aragón, Asturias, Cantabria, Cataluña, navarra y La Rioja. En contra han votado las del Levante español, Andalucía, Murcia y Comunidad Valencia, además de Castilla y León y la Comunidad de Madrid.

El resto de regiones han votado en blanco, al igual que los representantes de los agentes sociales y las organizaciones ambientalistas, con la excepción de Ecologistas en Acción, que votó en contra. También mostraron su desacuerdo el sindicato agrario COAG y las comunidades de regantes.

Una vez recibido la aprobación del Consejo Nacional del Agua, el Gobierno central tendrá que ratificar las modificaciones de las normas reguladoras del trasvase mediante un Real Decreto que modifique el vigente, que es el 773/2014.

Las reacciones al anuncio del Consejo no han tardado en llegar a la comunidad. El presidente de Castilla-La Mancha ha aplaudido la validación por parte del Consejo Nacional del Agua de la propuesta de Teresa Ribera. Durante un acto en Talavera de la Reina, ha calificado el futuro decreto de "valiente".

Emiliano García-Page ha asegurado que "hasta ahora íbamos dando avances en materia de agua, consiguiendo cada vez más derechos sobre un agua en el que no se tendrían que discutir los derechos", pero que con el próximo decreto se restringirá "de una manera importante y notable, como nunca se había producido en los últimos años" el agua trasvasable por el Tajo-Segura.

En la misma línea se ha pronunciado la alcaldesa de Talavera de la Reina, Tita García, que ha asegurado que "por fin el estado del río Tajo prima sobre otras cuestiones". Igualmente, la regidora socialista ha afirmado que la modificación de las reglas del Tajo-Segura "no puede pararse".