Talan decenas de árboles en Alcázar para poner un "anillo verde" de millón y medio de euros junto a la plaza de toros

La actuación urbanística, financiada en parte con fondos europeos, ha indignado a vecinos y organizaciones ecologistas, que denuncian el "despilfarro" del Ayuntamiento para "arrasar" esta zona verde.

CIUDAD REAL.- La tala de cientos de árboles ha indignado a vecinos y ambientalistas en Alcázar de San Juan. La organización Salicor-Ecologistas en Acción ha denunciado en un vídeo el proceso de remodelación que se está llevando a cabo en la arboleda de la plaza de toros de la localidad manchega, donde se ha cortado un total de 132 árboles con varias decenas de años.

Desde la organización explican que la tala comenzó el 15 de abril de este año, después de haber extirpado previamente otros 29 árboles, que fueron recolocados en el anillo verde del 'Bosque de la Vida', un "cementerio particular" para los ecologistas.

El motivo que ha llevado al corte masivo de los arboles ha sido el proyecto de reforma integral que está llevando a cabo el Consistorio municipal, como respuesta al "estado deplorable" que presentaba el pavimento de la zona, con multitud de desniveles y socavones visibles por todo el entorno, llegando a terrenos alejados del arbolado como el borde del acerado de la plaza.

El proyecto, con un coste de 1,6 millones de euros, está financiado en una parte con los fondos FEDER de la Unión Europea, y contempla la plantación de un "anillo verde" con cientos de árboles alrededor de la plaza de toros.

Publicidad

Previo a las denuncia de los ecologistas, se produjo una manifestación por parte de algunos vecinos de la ciudad en contra de las intervenciones de la Concejalía de Medio Ambiente. Y la tala de los árboles acabó siendo tratada en el último Pleno municipal, donde el equipo de Gobierno recibió las críticas de la oposición, principalmente de Equo.

Para Ecologistas el estado de conservación de los alrededores de la plaza alcazareña supone "una grave dejación de funciones" en las labores de mantenimiento propias de las zonas verdes. El propio Ayuntamiento reconoció en una nota de prensa que no se ha intervenido en la zona "desde hace aproximadamente treinta años".

Sin embargo, consideran que "arrasar todos los árboles para volver a poner otros en su lugar" no sirve para avanzar hacia una ciudad realmente "sostenible",  y menos para solucionar el problema de las raíces, "mantra esgrimido a todas horas por el gobierno local", si se plantan especies "más invasivas". También creen que el proyecto planteado por el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan "no es propio del siglo XXI ni, sencillamente, civilizado", y denuncian que se hallan "despilfarrado" más de millón y medio de euros "para echar unas baldosas".

Del mismo modo, afirman que el proyecto "va totalmente en sentido contrario a las tendencias del nuevo contexto de crisis ambiental" que se dan en este siglo, entre las que han enumerado la biodiversidad de especies y la conservación "de los puntos tradicionales e identitarios de la ciudad".

Desde Ecologistas han recordado que a finales del pasado mes de febrero exigieron al Ayuntamiento dirigido por la socialista Rosa Melchor la paralización de cualquier tipo de extracción de arbolado en el casco urbano de la localidad, tras la tala de los árboles de la barriada del Grupo RENFE.

Ahora, además de volver a reclamar la moratoria de cualquier tarea de apeo, han solicitado al Consistorio local "una mínima colaboración" a la hora de "educar en el respeto al medio ambiente". O "al menos", que se "deje de embrutecer la conciencia medioambiental con su nefasto ejemplo", con el que se deja percibir que "el árbol es un objeto de usar y tirar sin más valor que un pedrusco".