Entre los meses de enero y marzo llegaron a los órganos judiciales de la región 1.316 denuncias por violencia de género.

TOLEDO.- Las denuncias por violencia de género recibidas en los órganos judiciales de Castilla-La Mancha en el primer trimestre de 2021 aumentaron un 6,8 por ciento con respecto a los tres primeros meses del año anterior, al registrarse 1.316 denuncias frente a 1.232 del mismo periodo de 2020.

Es uno de los datos que recoge la estadística del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial que se ha hecho pública este lunes y que indica que de las 1.316 denuncias ocho fueron presentadas por la propia víctima directamente en el juzgado, y 1.071 por la víctima a través de los correspondientes atestados policiales.

Publicidad

Las denuncias con intervención directa de la policía fueron 121, en tanto que otras 15 fueron presentadas por familiares, 77 fueron derivadas de partes de lesiones remitidos por los servicios sanitarios y 24 fueron denuncias presentadas por servicios asistenciales y terceras personas, ha informado en una nota de prensa el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM).

En el conjunto de las denuncias, un total de 1.303 mujeres en Castilla-La Mancha aparecen como víctimas de violencia de género, de las que 913 son españolas y 390 extranjeras, y entre las que no hay ninguna menor de edad, mientras que la tasa de mujeres víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres fue de 12,7 en la comunidad autónoma, por debajo de la media nacional, que se sitúa en 14,2.

A su vez, los asuntos penales de violencia de género registrados en los órganos judiciales de Castilla-La Mancha, entre el 1 de enero y el 31 de marzo de 2021, aumentaron un 8,9 por ciento con respecto al primer trimestre del año anterior, ya que en los tres primeros meses de este año ingresaron 1.639 nuevos asuntos frente a los 1.505 que lo hicieron en el mismo periodo de 2020.

Por otra parte, el TSJCM ha señalado que en el primer trimestre del año, en 113 casos la víctima de violencia de género se acogió a la dispensa legal de la obligación de declarar como testigo prevista en el artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, de los cuales 83 correspondieron a mujeres españolas y 30 a mujeres extranjeras.

Esta cifra supone un descenso del 37,6 por ciento en relación a las víctimas que optaron por esta dispensa legal en el mismo periodo del año anterior, a la que se acogieron 181 víctimas.

El TSJCM ha recordado que desde el año 2015, el Observatorio sustituyó entre sus datos estadísticos la cifra de renuncias por la de víctimas que se acogen a la dispensa a la obligación legal de declarar, por entender que se trata de un parámetro más acorde a la realidad, ya que en los procedimientos de violencia de género la Fiscalía siempre actúa de oficio, por lo que la renuncia de la víctima no lleva aparejada obligatoriamente la finalización del proceso judicial.

Asimismo, el TSJCM ha indicado que durante el primer trimestre de 2021 se incoaron en Castilla-La Mancha 344 órdenes de protección, de las cuales se adoptaron 257, lo que supone el 75 por ciento del total.

Y ha señalado que en los tres primeros meses del año un total de 220 hombres fueron enjuiciados por violencia de género en Castilla-La Mancha, con el resultado de 179 condenas, lo que supone el 81,4 por ciento de condenas entre los enjuiciados.