Los establecimientos de ocio nocturno podrán abrir hasta las tres de la mañana desde este jueves. | FOTO: FREEPIK

TOLEDO.- Castilla-La Mancha vuelve a relajar las medidas especiales para hacer frente a la pandemia y desde este jueves se situará "aproximadamente en el 90 por ciento de la normalidad que teníamos antes del covid". Para ello rebaja de nuevo las restricciones, afectando especialmente al ocio nocturno y la hostelería.

Medidas que se contemplan en el decreto aprobado este martes por el Consejo de Gobierno, que será publicado mañana miércoles para entrar en vigor un día después. Así lo ha anunciado el presidente del Ejecutivo regional, Emiliano García-Page, quien ha asegurado que esta desescalada "va en la dirección que tiene que ir", con prudencia y sin perder de vista las nuevas variantes del virus.

Publicidad

Sin embargo, ha subrayado García-Page, es necesario poner también de manifiesto cómo la sociedad "ha respondido", algo que "se verá con el tiempo".

Y aunque todavía habrá que seguir utilizando la mascarilla tanto en los espacios públicos al abierto como en interior, desde sus competencias, el Gobierno regional plantea una nueva flexibilización de las restricciones que pasa, entre otras medidas, por la apertura del ocio nocturno hasta las tres de la madrugada y de la hostelería "entre las dos y las dos y media", ha apuntado García-Page, siendo así una de las normativas "más avanzadas" en cuanto a horarios del país.

Por otra parte, el presidente regional ha vuelto a insistir en la idea de que hay que ir acabando con el uso de la mascarilla en los espacios públicos al abierto. Una cuestión a la que se ha referido como "una de las barreras" que aún se mantendrán en esta vuelta al 90 por ciento de la normalidad, aunque confía en que el Gobierno central "no tardando mucho, en pocos días", ha precisado, tome una decisión al respecto. De no hacerlo, ha planteado García-Page en tono jocoso, "tendré que hablar con la presidenta de Madrid, Ayuso, para que salga adelante".

No obstante el presidente castellanomanchego se ha mostrado optimista y confiado en que "a partir de julio podamos darnos todos los abrazos que nos debemos".

De este modo, el nuevo decreto de cambio al que ha dado luz verde el Consejo de Gobierno este martes es un nuevo paso en este sentido. García-Page ha precisado que se plantea esta modificación a propuesta de la propia Consejería de Sanidad, "no crean que es cosa de la Presidencia".

Con estas medidas se trata de dar respuesta "a lo que se necesita", ha señalado García-Page.