Los dos canes, un pitbull y un bulldog francés, rescatados de la vivienda desalojada en Ocaña. Foto: Guardia Civil de Toledo

TOLEDO.- Nuevo episodio de maltrato animal en la provincia. La Guardia Civil ha investigado a un hombre y una mujer, de 37 y 30 años respectivamente por tener a dos perros desatendidos y desnutridos en una vivienda que estaban ocupando ilegalmente en Ocaña.

Los agentes del instituto armado, en colaboración con la Policía Local de la localidad toledana, fueron requeridos el pasado día 9 de junio para acompañas a la comisión judicial en el lanzamiento de una vivienda.

Publicidad

Tras el desalojo de los dos ocupantes del inmueble, los guardias civiles encontraron en el interior del mismo a dos canes, un pitbull y un bulldog francés.

Ambos perros se encontraban en unas pésimas condiciones higiénico-sanitarias, habitando entre una gran cantidad de suciedad, excrementos, orines, basura y restos de comida. Los dos perros estaban muy delgados, evidenciando signos de desatención y desnutrición.

Los dos investigados reconocieron que los perros eran suyos, pero no poseían documentación de los mismos y ninguno tenía el dispositivo microchip, un método de identificación obligatorio según la legislación de protección animal de Castilla-La Mancha.

La pareja de canes fue rescatada, siendo posteriormente trasladada y acogida por la protectora de animales 'Míranos a los ojos'.

Por su parte, la Guardia Civil de Santa Cruz de la Zarza ha abierto diligencias por estos hechos, tomando manifestación, como investigadas no detenidas, a estas dos personas por un delito de maltrato animal, dando cuenta al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Ocaña.