El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante su intervención en el homenaje a la comunidad educativa. Foto: Esteban González

ALBACETE.- La Junta de Castilla-La Mancha está estudiando un procedimiento para vacunar antes del inicio del próximo curso escolar a los jóvenes y adolescentes que así lo soliciten, mediante un método que sería "casi a demanda" e incluso "con repescas", para causar el menor número de problemas posibles durante las vacaciones de verano.

Así lo ha anunciado Emiliano García-Page durante su intervención en la gala de homenaje a la comunidad educativa que ha tenido lugar este lunes en el Teatro Circo de Albacete, en la que ha recalcado que el planteamiento de la Consejería de Sanidad es que se vacune a los alumnos "antes del curso".

Publicidad

El dirigente autonómico ha explicado que están estudiando la posibilidad de implantar "un procedimiento único que por el momento no existe" con el fin de "trastornar lo menos posible" a los jóvenes en el periodo estival.

"Yo soy muy consciente de que vamos a terminar vacunando a los chicos en medio de un proceso en el que quieren irse de vacaciones, se tienen que ir al pueblo, ya se va a poder ir sin mascarilla", ha reconocido Page, que ha garantizado que el Gobierno ofrecerá las "mayores facilidades posibles".

Sería una regulación distinta a la vigente, pasando de los tramos de edad a la vacunación "casi a demanda". Un proceso "más cómodo para las familias" que tiene como objetivo "que nadie se quede fuera", para lo cual contemplan incluso realizar una o varias repescas.

El presidente regional también ha apuntado que Sanidad va a empezar la vacunación de los menores de 30 años, además de que el Gobierno abordará la cuestión del pasaporte covid, del que ya se han pedido más 25.000 en la región.