Uno de los perros encontrados por el Seprona en una explotación agrícola de Motilla de Henares. Foto: Guardia Civil de Guadalajara

GUADALAJARA.- La Guardia Civil ha encontrado a unos 55 perros de caza, algunos de ellos con infecciones y parásitos, en una finca de la pedanía de Moratilla de Henares que presentaba numerosas irregularidades en materia higiénico-sanitaria y documental.

La Comandancia de Guadalajara ha informado este martes de que los canes fueron hallados por la patrulla del Seprona de Atienza, que estaba realizando una inspección en esta explotación agrícola.

Publicidad

Durante la inspección, los agentes comprobaron que los animales, que estaban destinados a la actividad cinegética y formaban parte de varias rehalas, utilizaban como refugio bidones de chapa oxidados, contenedores de basura o casetas de obra, en una zona que estaba llena de excrementos.

La actuación se ha saldado con la denuncia del titular de la finca ante las autoridades competentes por la constatación de numerosas infracciones, entre ellas, la presencia de un pozo ilegal que vertía aguas fecales a un río situado en las inmediaciones.