A través de la web del Sescam y la app los mayores de 20 años pueden coger ya cita para la vacuna. PeriódicoCLM

TOLEDO.- La plataforma de autocita para la vacunación contra la covid-19 se pone hoy en marcha en Castilla-La Mancha para los mayores de 20 años y a partir de la próxima semana estará disponible el servicio para los mayores de 16 años.

Así lo ha anunciado hoy el presidente regional, Emiliano García-Page, durante la inauguración del servicio de Oncología Radioterápica del nuevo Hospital Universitario de Toledo, quien ha subrayado cómo la autocita permitirá a la ciudadanía organizarse, también teniendo en cuenta el merecido descanso de los profesionales sanitarios tras un año y medio de pandemia.

Publicidad

Se persigue con esta medida seguir ofreciendo "un servicio de calidad", demostrando que los servicios públicos están funcionando en esta campaña de vacunación de manera eficaz.

De este modo, desde hoy los mayores de 20 años pueden acceder a través de la web del Sescam y desde su app al sistema de cita previa. Se trata de un proceso similar al de cita previa para el médico de Atención Primaria o enfermería, al que es necesario acceder con el número de la tarjeta sanitaria. Una vez dentro del sistema aparece habilitada la opción 'Vacuna Covid-19', para después acceder a las fechas y horarios disponibles.

Publicidad

Una opción, cabe recordar, que tendrán accesibles los mayores de 20 años -grupo etario que ha comenzado ahora su vacunación- y a partir de la semana próxima también para los mayores de 16 años.

Plataforma de autocita que también estará preparada para cuando se autorice en España la vacunación a los mayores de 12 años, para que también pueda gestionarse a través de ella la elección de día para que reciban la vacuna.

Una campaña de vacunación que va a permitir que "antes de que acabe el mes" el 50 por ciento de la población de Castilla-La Mancha haya alcanzado la inmunidad, mientras que entre el 12 y el 15 de agosto se estima que "prácticamente el 70 por ciento esté garantizado".

Para García-Page se trata de un importante "aval" que tiene que ver sobre todo con la mortalidad, la cual se ha reducido significativamente con el avance de la vacunación, como muestra el hecho de que la región acumule seis días sin registrar ninguna muerte por covid-19.

Considera el presidente regional que esto pone de manifiesto "cómo se ha parado el toro, que se le está arrinconando", aunque todavía -ha reconocido- "hay que trabajar para acabar con el bicho".

POR CONSENSO Y LOCALIZADAS

Por ello ha subrayado la necesidad de seguir teniendo "prudencia", en estos momentos en los que en algunas comunidades autónomas las cifras de positivos vuelven a dispararse. En este sentido García-Page ha recordado cómo siempre ha insistido en que "el virus va con las personas" y de ahí que en la primera ola Castilla-La Mancha sufriera "un aluvión inmenso" al estar "la puerta de entrada más grande en Madrid". Algo, ha insistido que, "no fue culpa de nadie, sino que al ser zonas muy superpobladas" la incidencia repercutió en la región.

Así, "hoy, que sabemos más y tenemos más garantías", es importante seguir apelando a la prudencia.

De este modo, y ante el planteamiento que están haciendo ya algunas comunidades apostando por un escenario de mayor restricción, el presidente de Castilla-La Mancha se ha vuelto a mostrar partidario de que las decisiones "se adopten por consenso".

Y es que, aunque ahora Castilla-La Mancha presenta los mejores datos de España, "también hemos tenido los peores", y aunque "hoy estamos bien, mañana podemos empeorar", ha reconocido. No obstante, aunque la "tranquilidad" que da el no tener las cifras de mortalidad de hace unos meses, el hecho de que la población más vulnerable esté vacunada y haya proyección de seguir así en los próximos años, es importante, también hay que mantenerse alerta.

García-Page ha insistido así en la necesidad de seguir con prudencia en los espacios cerrados, aunque de momento no es intención del Ejecutivo regional modificar ningún tipo de normativa, tal y como avanzaba también este lunes el vicepresidente autonómico, José Luis Martínez Guijarro.

El presidente por su parte ha asegurado que Castilla-La Mancha se someterá "a los consensos que haya", aunque hoy por hoy en la región "estamos razonablemente satisfechos" con la situación.

Aun así, si hubiera que adoptar medidas, García-Page aboga por hacerlas "de forma localizada", puesto que el conjunto de la población "se encuentra en proceso de inmunidad".

En este punto el jefe del Ejecutivo castellanomanchego ha considerado que "lo mismo que resultaba demagógico hablar de economía cuando estaban muriendo miles de personas", lo cual ha calificado de "bazofia política", hoy lo sería el perder de vista la recuperación económica que se necesita.