El Consejo del Pacto se ha reunido este viernes para reforzar su área jurídica con dos incorporaciones. Foto: Ayto. Toledo

TOLEDO.- El Consejo del Pacto de la ciudad de Toledo por el río Tajo pedirá más cantidad y calidad del agua en las alegaciones que presentará al Plan Hidrológico del Tajo antes de finalizar este año, que estarán basadas en la mejora del caudal ecológico y la regeneración natural del río.

Así lo ha señalado la portavoz del Gobierno municipal, Noelia de la Cruz, que ha presidido este viernes el Consejo que ha acordado con el fin de potenciar el área jurídica, incorporar dos nuevos miembros a la ponencia técnica que elaborará el documento de alegaciones de la ciudad al borrador del tercer ciclo de planificación del plan hidrológico del Tajo, ha informado el Ayuntamiento de Toledo en nota de prensa.

Publicidad

Un documento, cabe recordar, que era publicado por el Ministerio para la Transición Ecológica el pasado 21 de junio, contemplando 550 medidas y un presupuesto de 3.200 millones de euros para lograr el buen estado de las aguas, evitar su deterioro y a la vez posibilitar usos socioeconómicos asociados a ella.

Borrador del plan del Tajo en el que se fijaban, por primera vez, caudales ecológicos para todas las masas superficiales de agua. Una restricción previa, de modo que primero deberán ser satisfechos estos y, posteriormente, las demandas que pudieran existir con la única excepción del abastecimiento humano.

La también concejala de Agenda Urbana y Transición Ecológica ha incidido en que las alegaciones contemplarán la mejora del caudal ecológico del río Tajo, facilitar la regeneración natural del río con "mayor cantidad y calidad del agua", reforzar los aspectos jurídicos para que las sentencias sean tenidas en cuenta y enfatizar la visión sobre la gestión y planificación del agua para que se garanticen las aportaciones necesarias para el desarrollo de la ciudad.

El documento se consensuará desde la participación en el seno del Consejo del Pacto de la ciudad de Toledo por el río Tajo, ya que ha considerado que "es la mejor vía para que la voz de la ciudad sea tenida en cuenta" por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, han señalado en nota de prensa desde el Ayuntamiento.

Además, ha recordado que el Consejo cuenta con seis meses para presentar alegaciones y que estas se canalizarán mediante una encomienda de gestión a la ponencia técnica del Consejo, que será la encargada de redactar el informe que el Ayuntamiento aportará al tercer ciclo de planificación.

Concretamente, el plazo de consulta pública permanecerá abierto hasta el próximo 22 de diciembre, pudiéndose hasta entonces presentar aportaciones, sugerencias  y observaciones al documento propuesto.

Un borrador sobre el que el Ayuntamiento de Toledo considera que se trata de "un buen punto de partida, pero hay que seguir trabajando".

Asimismo De la Cruz ha querido subrayar que el Gobierno municipal "jamás ha cambiado de postura" sobre el trasvase Tajo-Segura y que aboga por su fin porque "no es ecológicamente sostenible".