Roma exhibe los sueños más personales del artista manchego Pepe Carretero

La Real Academia de España en la capital italiana expone los cuadros del tomellosero, quien a través de su pintura figurativa representa situaciones reales soñadas, así como pesadillas o imágenes surrealistas sobre la muerte o la sexualidad.

CIUDAD REAL.- El artista manchego Pepe Carretero presentó hoy en la Real Academia de España en Roma la exposición 'La realidad de los sueños', con cuadros en los que dibuja sus fantasías, algunas reales con sus familiares, y otras que representan pesadillas o imágenes surrealistas que tratan temas como la muerte o la sexualidad.

"Soy el primer sorprendido por los cuadros. Si yo ya lo supiera todo, me aburriría de pintarlos. Hay sueños que me hacen gracia, otros me agobian. Siempre me acuerdo de los que más me impresionan", explica Carretero sobre cómo dibuja sus cuadros, en los que no pretende interpretar de forma minuciosa sus sueños.

Publicidad

La exposición se podrá visitar hasta el 12 de septiembre y consta de cuatro salas: una primera con sueños de situaciones reales, en la que destaca la imagen del fallecimiento del padre del artista, y otras tres salas con "situaciones rozando la pesadilla" o cosas que Carretero "no entiende", con un toque más onírico.

Entre esos cuadros -que usan diferentes técnicas, como el acrílico o el óleo al agua-, imágenes tan diversas como una en la que el padre de Carretero se convierte en una pelota, una pintura en la que el artista y sus amigos comen dulces en una cinta transportadora o diferentes cuadros de tema "homoerótico".

Por la otra parte, entre los sueños basados en la realidad, imágenes de sus sobrinos durmiendo, o de su madre durante el confinamiento por la pandemia en su casa de Tomelloso (Ciudad Real), ciudad natal de Carretero.

"Mi concepto de pintura es muy fácil: yo siempre pinto lo que veo y lo que quiero, la gente que quiero y las situaciones que me parecen mágicas", ha dicho Carretero, quien reivindica la pintura figurativa por ser "más cercana".

Carretero fue becario de la Academia de España entre 1988 y 1989, y esta es la segunda vez que vuelve a este espacio desde aquella etapa, tras un primer retorno con una exposición colectiva.

"La palabra felicidad me da 'yuyu', pero yo fui muy feliz en este sitio. Estoy enamorado de Roma y por eso estoy muy contento de estar aquí, espero que la exposición llegue a mucha gente y la puedan disfrutar", ha concluido el artista manchego.