Vehículo de la Guardia Civil en la entrada del Juzgado de Instrucción número 1 de Tomelloso. Foto: A. López / PeriódicoCLM

CIUDAD REAL.- Una deuda hipotecaria se ha convertido en el atenuante de dos amenazas a punta de navaja en una entidad bancaria en la localidad manchega de Argamasilla de Alba, en la provincia de Ciudad Real.

Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado de prensa, el director del banco se presentó este miércoles en el cuartel del instituto armado para interponer una denuncia, en la que informaba de que un varón había entrado en su sucursal y lo había amenazado después de que se le avisara que tenía pendientes dos recibos hipotecarios que no había pagado.

Minutos más tarde, una empleada de la entidad llamó al director para decirle que el hombre había vuelto a pasar a las oficinas del banco, amenazándola de muerte con un arma blanca.

En ese momento, el comandante del puesto de la Benemérita se dirigió hacia el lugar del incidente para localizar al presunto autor de los hechos y proceder a su detención.

Tras establecerse un dispositivo de búsqueda, con el apoyo de la Policía Local del municipio, encontraron al hombre en una concurrida calle del centro de la localidad y se procedió a su detención como presunto autor de un delito de amenazas graves con arma blanca, por lo que fue trasladado a las dependencias oficiales para la correspondiente instrucción de diligencias.

Con las pesquisas de la Guardia Civil el detenido ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Tomelloso.