El juego online es eminentemente juvenil.

TOLEDO.- La expansión social del juego con dinero entre los jóvenes, impulsada por la proliferación de salas de apuestas y salones de juego, acompañada por la diversificación de su tipología y el envite del juego online ha puesto en alerta al Gobierno de Castilla-La Mancha, al tiempo que genera preocupación en las familias, las asociaciones de afectados por ludopatía y entre las autoridades sanitarias.

Y es que según la encuesta ESTUDES 2021 (encuesta escolar de carácter bienal, que se lleva a cabo entre estudiantes de Enseñanzas Secundarias de 14 a 18 años), uno de cada cinco estudiantes de entre 14 y 18 años de Castilla-La Mancha ha apostado dinero en juegos de azar en los últimos doce meses.

Un dato alarmante en un contexto en el que, según los datos obtenidos, por su parte, en la última edición de esta encuesta EDADES 2022 (encuesta bienal sobre alcohol y drogas en población general, de 15 a 64 años), en Castilla-La Mancha el 5,1 por ciento de la población de 15 a 64 años ha jugado dinero a través de internet en el último año -la media nacional es del 5,3 por ciento-; el 25 por ciento lo ha hecho en el último mes y un 2,4 por ciento lo hace a diario.

Datos que analiza el Observatorio de Drogodependencias de Castilla-La Mancha, señalando que este porcentaje es aún mayor si se refiere al juego presencial o fuera de internet, que representa el 45,3 por ciento (un 8,5 por ciento menos que en 2020 y lejos del actual 57,4 por ciento de la media nacional) de la población.

Atendiendo a la edad, el juego online es eminentemente juventil, dándose las mayores prevalencias (9 por ciento) en el grupo etario de 20 a 39 años, mientras que el juego presencial lo realizan sobre todo las personas de mayor edad.

En cuanto a la modalidad de juego, las personas encuestadas prefieren la versión presencial a la online, aunque se advierte una mayor expansión de juego a través de internet, que se ha duplicado en los últimos cinco años, mientras la presencial disminuyó de forma importante a partir de 2020, debido en parte a la pandemia de covid.

Los tipos de juego más utilizados son las loterías, a las que juegan más del 40 por ciento de la población, las loterías instantáneas o rascas y las quinielas de fútbol, fuera de internet. A través de la red, son más corrientes las apuestas deportivas, loterías y juegos de casino.

Los resultados de la escala sobre juego problemático indica que el 1,1 por ciento de la población general de Castilla-La Mancha tiene un posible trastorno por juego, aunque el mayor riesgo de esta práctica se encuentra en el juego online, señalan desde el Gobierno regional.

En cuanto al género, los hombres juegan en mayor proporción que las mujeres y con apuestas más altas, especialmente a través de internet, donde los porcentajes masculinos duplican a los femeninos. Solo en el bingo presencial el porcentaje de mujeres supera al del colectivo masculino. 

La importancia del problema del juego con dinero entre los más jóvenes queda así reflejada también en la encuesta ESTUDES, según la cual el 20 por ciento de los estudiantes de entre 14 y 18 años de la región ha apostado dinero en los juegos de azar en los últimos doce meses. Se trata mayoritariamente de chicos, aunque el consumo de juego entre las jóvenes es ascendente, especialmente en lo que respecta al juego online, habiéndose duplicado según los datos de las últimas encuestas.

Considerando los tipos de juego, los más corrientes son los juegos de loterías, loterías tipo 'rasca' y quinielas, todos ellos fuera de internet. Dentro de la red destacan, sobre todo, los juegos de casino, las apuestas deportivas y los juegos de cartas con dinero. El bingo presencial, al igual que sucedía en la población general, es el único juego donde las chicas presentan un porcentaje mayor que los chicos.

Según señalan desde el Ejecutivo castellanomanchego, resulta "especialmente preocupante" el elevado número de menores que consumen juegos de azar, cuando tal posibilidad "debería estar vedada" para este colectivo, según la legislación vigente. Se constata así que los menores pudieron entrar en el juego a través de internet dando una identidad falsa o usando la identificación de personas adultas, por lo que se considera que controlar el acceso de los menores al juego -tanto online como offiline- es una necesidad "evidente".

En este sentido, apuntan que según los resultados de la escala Lie/Bet, casi el cuatro por ciento de los estudiantes de entre 14 y 18 años pueden tener problemas con el juego, una cifra mucho mayor que la encontrada en la población general.

En lo que respecta al dinero, al ser preguntados sobre la apuesta máxima realizada en un día, el resultado es que en el juego presencial lo más corriente es jugar menos de 6 euros, mientras que el valor modal del juego online está entre 6 y 30 euros.

JUEGO PATOLÓGICO

Desde el Gobierno regional subrayan que el juego patológico es una de las adicciones sin sustancia contemplada en la clasificación internacional de enfermedades CIE-10 y DSM-5. Esta última la incluye dentro de la categoría de las adicciones, al mismo nivel que las drogodependencias y el tabaquismo.

Según la información obtenida a través del Indicador de Admisiones a Tratamiento por Adicciones, en Castilla-La Mancha el número de pacientes con ludopatía ha ido aumentando progresivamente, multiplicándose por 2,5 de 2012 a 2019. Durante los años 2020 y 2021 el número de admisiones desciende de manera importante debido a la pandemia por COVID-19.

En cuanto a los datos económicos de Castilla-La Mancha, en el año 2022 el margen de juego de gestión autonómico era de 202,4 millones de euros, del cual el 86 por ciento pertenecía a las máquinas tipo B. Hay una tendencia a la disminución del número de máquinas tragaperras en bares y cafeterías, al tiempo que ha aumentado la recaudación en máquinas tipo B de salones de juego, bingos y casinos.

Actualmente existen en la región 4.457 establecimientos de hostelería con un total de 6.427 máquinas. Las tragaperras continúan siendo el sector más importante dentro del mercado del juego autonómico.

En cuanto al resto de casas de juego, en Castilla-La Mancha se contabilizaron en 2021 un total de 200 establecimientos, donde los salones de juego (172) son los más numerosos.

Un tipo de establecimientos a cuya proliferación se ha decidido poner freno desde el Ejecutivo castellanomanchego, a través de un decreto -cuya tramitación comenzará antes de que acabe el año- que establecerá un "parón absoluto" durante cuatro años a la concesión de nuevas licencias, y se limitará en número de autorizaciones de máquinas tragaperras, con el objetivo de hacer frente al juego compulsivo.

No obstante, los investigadores advierten de que el juego online puede derivar más fácilmente hacia un juego patológico que el presencial, debido sobre todo a la elevada accesibilidad, ya que se puede jugar desde el móvil todo el día, desde cualquier lugar y de forma privada, lo que dificulta el control.

Por último, respecto al sector de los videojuegos, advierten también sobre la introducción del juego con dinero a través de las llamadas 'cajas recompensa' o 'loot boxes', una estrategia "especialmente peligrosa" si se tiene en cuenta que los usuarios en buena medida son menores de edad y adolescentes.