Tolón ha prometido el cargo en un acto al que han asistido los ministros Rodríguez y Puente, así como el presidente regional, García-Page.

TOLEDO.- La lucha contra la violencia machista será uno de los objetivos prioritarios de la nueva delegada del Gobierno de España en Castilla-La Mancha, Milagros Tolón, quien ha tomado posesión del cargo este viernes en un acto celebrado en la sala de oración de la sinagoga del Tránsito, sede del Museo Sefardí.

Un acto institucional en el que la exalcadesa de Toledo ha estado acompañada por la ministra de Vivienda y Agenda Urbana, Isabel Rodríguez, y el ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente -ambos compañeros de Tolón en el grupo parlamentario socialista en el Congreso hasta hace unos días-, así como por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el delegado del Gobierno saliente, Francisco Tierraseca.

Entre los asistentes también los expresidentes de la región José Bono y José María Barreda, así como el presidente regional del PP, Paco Núñez, junto a representantes de la Justicia, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, la Iglesia, la Universidad regional o la cultura.

Acto institucional en el que, tras prometer el cargo, Milagros Tolón ha agradecido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la confianza depositada en ella para representar al Ejecutivo central en Castilla-La Mancha, lo que supone para ella "un orgullo", siendo "un honor" servir a la ciudadanía desde su nueva responsabilidad.

Un contexto en el que se ha comprometido a desempeñar el cargo con "absoluto respeto" a la Constitución, al estado de derecho y a la defensa del interés general, siendo uno de los principales objetivos que se marca "dedicar el máximo esfuerzo a luchar contra la lacra de la violencia machista", ya que mientras haya asesinatos y malos tratos hacia las mujeres "no habrá verdadera libertad y, por tanto, igualdad". De este modo, Tolón ha pedido ser "inflexibles antes el negacionismo" de la violencia de género.

Por otra parte, durante su intervención también ha destacado las importantes inversiones que el Gobierno de España está llevando a cabo en Castilla-La Mancha y que serán "determinantes" en los próximos años.

Como delegada del Gobierno mantendrá los mismos objetivos que a lo largo de su trayectoria pública: trabajar para mejorar la vida de la ciudadanía "desde el respeto institucional" y la colaboración con la sociedad.

A su antecesor, que le ha precedido en las intervenciones, le ha reconocido su trabajo al tiempo que le ha dicho que su forma de ser y actuar le marca el camino a seguir.

Por su parte, Tierraseca ha señalado que cede el "testigo" de la Delegación del Gobierno a una "compañera" con la que ha compartido "momentos muy difíciles", en alusión a la pandemia o los daños por la climatología, y con quien comparte el objetivo de resolver los problemas de la ciudadanía y aplicar políticas de justicia social que lleguen a todos.

Ha resaltado que esta pasada legislatura "la acción política del Gobierno de España le ha sentado bien a Castilla-La Mancha" y se ha mostrado convencido de que esta legislatura le irá "todavía mejor".

También han intervenido en el acto la ministra Isabel Rodríguez, quien ha agradecido el trabajo de Tierraseca y ha confiado en la labor que realizará Tolón, y el presidente de Castilla-La Mancha, quien ha subrayado de Tolón que conoce las "claves" de la comunidad autónoma y de la política regional, y le ha ofrecido su colaboración para "trabajar codo con codo, en pro de un planteamiento de colaboración institucional sobre un ideal que preside la ceremonia, que es la Constitución del 78".

Por su parte de la gestión de Tierraseca ha destacado que ha contado "con el consenso de todos" y ha sabido "mantenerse muy neutral" en el debate político".