Terrenos en los que estaba prevista la instalación del ATC en Villar de Cañas.

TOLEDO.- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, celebra la decisión del Gobierno central de "enterrar" el proyecto de instalación del almacén temporal centralizado (ATC) de residuos nucleares en la localidad conquense de Villar de Cañas.

A través de un mensaje publicado en las redes sociales, el jefe del Ejecutivo castellanomanchego se ha referido así al acuerdo adoptado este miércoles por el Consejo de Ministros, por el que se deja sin efecto la designación de este municipio de la región como emplazamiento para el cementerio nuclear.

Una decisión sobre la instalación del cementerio nuclear en Castilla-La Mancha que se tomó hace doce años por el Gobierno del Partido Popular, que fue promovida por la entonces presidenta regional, María Dolores de Cospedal. Una decisión "personal y partidista, contra criterios técnicos y el sentir ciudadano", ha subrayado Page.

Por ello considera que hoy "es un día de celebración para todos los que defendimos pararlo", ha sentenciado el jefe del Ejecutivo regional.

También se ha pronunciado al respecto la delegada del Gobierno en Castilla-La Mancha, Milagros Tolón, para quien el descarte de la construcción del ATC en Villar de Cañas es "una noticia de gran calado" que "responde a una reclamación histórica" de la región a la que ha dado respuesta el Gobierno de España.

Así lo ha señalado en un audio remitido a los medios, en el que Tolón subraya que con esta decisión "se descarta la posibilidad de que en esta comunidad autónoma se instale un silo de residuos nucleares como quería el PP con el gobierno de Cospedal, que fue quien impulsó el proyecto", ha sentenciado.

Por su parte desde IU Cuenca también han subrayado la importancia de esta noticia, con la que se pone fin al ATC en la provincia. Un objetivo por el que "la sociedad civil lleva muchos años trabajando y que parece que, definitivamente, será solo un mal sueño".

En un comunicado destacan cómo de esta forma culminaría el trabajo de más de una década de movilización social "contra la sinrazón y contra la condena a toda una provincia". "Una movilización que, por momentos, ha sido masiva si tenemos en cuenta la poca población de muchas de nuestras zonas y que ha sido trabajada desde la Plataforma Contra el Cementerio Nuclear, la cual merece nuestro agradecimiento así como a todos los partidos, sindicatos, colectivos ecologistas y personas a título individual que han trabajado durante este tiempo, colaborado o participado", señalan.

El coordinador provincial de IU Cuenca, Jacobo Medianero, agradece al Gobierno de España esta decisión que es "importante para el presente y para el futuro de Cuenca", que esta vez "sí ha sido escuchada y atendida".

En la misma línea se han pronunciado desde el PCE en la provincia, desde el que consideran la decisión del Consejo de Ministros "una victoria del pueblo" tras más de doce años de lucha continuada. "Una victoria que se ha trabajado desde la calle y la movilización en los pueblos de la provincia", tal y como ha subrayado el secretario provincial del partido, Pablo García.