Dos brigadas colaboran en los trabajos de limpieza en Arroba de los Montes.

CIUDAD REAL.- El paso de la borrasca Irene ha dejado importantes daños en la localidad ciudadrealeña de Arroba de los Montes a consecuencia de las intensas lluvias de más de 30 litros por metro cuadrado, llegando en algún momento a los 60 litros por metro cuadrado. Desprendimientos de rocas y corrimientos de tierras desde las laderas de la sierra anegaron de forma torrencial las calles del municipio, algunas viviendas se inundaron tras desbordarse el arroyo y diversos caminos rurales han quedado intransitables.

Calles convertidas en ríos, que arrastraban piedras, ramas y lodos, haciéndolas impracticables para el paso de vehículos; como también ha ocurrido en los caminos del término municipal, impidiendo a agricultores y ganaderos el acceso a sus explotaciones.

Desde el Ayuntamiento de Arroba de los Montes, su alcaldesa, Rosa Gutiérrez, ha agradecido el apoyo prestado por la Junta de Comunidades, que a la una y media de la madrugada movilizaba una brigada que ha colaborado en las labores de limpieza y retirada de obstáculos de las calles de la localidad para que pudieran volver a ser transitables. Efectivos que esta mañana se han doblado, al sumarse otra brigada de la Administración regional.

Catorce efectivos en total procedentes de Horcajo y Almadén que siguen trabajando para devolver a la normalidad a este pueblo a la mayor brevedad posible. Para ello, detallan desde el ayuntamiento, se está trabajando con motoniveladoras, palas y cepillos para retirar lodos y piedras.

De forma paralela, explican, Gutiérrez se ha puesto en contacto con la Diputación Provincial de Ciudad Real, solicitando también su intervención en estas labores, por lo que se espera la llegada de más recursos, "tan necesarios" debido a la urgencia de la situación por la que atraviesa la localidad a consecuencia de estas circunstancias adversas.