Obras de construcción de la planta fotovoltaica Canes I. - ECOLOGISTAS EN ACCIÓN GUADALAJARA

GUADALAJARA.- Ecologistas en Acción Guadalajara exige la paralización de las obras de construcción de la planta solar fotovoltaica Canes I, ubicada en el término municipal de Almoguera (Guadalajara), mientras que no concluya la investigación que sobre la misma se lleva a cabo desde la Fiscalía de Medio Ambiente, abierta tras la denuncia presentada hace unos meses.

Desde la organización ecologista subrayan que el proyecto, cuya autorización fue denunciada, se encuentra en una zona reconocida como de alta biodiversidad en estudiso del CSIC, siendo de "vital importancia" para la población de avutardas, habiéndose constatado la existencia de un grupo reproductor de esta especie constituido por 70 individuos.

Asimismo subrayan la "elevada" calidad de este hábitat, constituyendo "un lugar clave para la dispersión, migración y reproducción en el contexto del centro de la península ibérica", en cuyo entorno existe un corredor migratorio utilizado en los movimientos dispersivos y estacionales de las distintas poblaciones de avutardas existentes en el centro peninsular.

Según explican en nota de prensa, la instalación fotovoltaica que se ha comenzado a construir, se sitúa sobre el área de campeo de la población de avutardas de Almoguera, existiendo "un extenso solape entre ambas", de ahí que consideren que la construcción de la planta tendrá efectos "negativos, permanentes e irreversibles" sobre este hábitat.

Lamentan que el proyecto Canes I haya recibido autorización por parte de las autoridades medioambientales, a pesar de haber sido informadas sobre los estudios del CSIC, que certifican su valor como zona de especial importancia para la dispersión, migración y reproducción de la avutarda, una especie considerada vulnerable en el catálogo regional de aves amenazadas.

Recuerdan que las avutardas son aves esteparias, un grupo de aves que presenta claros declives poblacionales, hasta el punto en que el 83 por ciento de las aves propias de las estepas presentan una situación de conservación desfavorable, siendo el grupo de aves más amenazado de Europa y con riesgo de desaparecer en las próximas décadas. Por lo tanto su supervivencia depende de la conservación y el buen uso de estas zonas agroesteparias.

Al abandono de los sistemas tradicionales de agricultura y la intensificación de los mismos, señalan, hay que añadir hay que añadir el actual "despliegue masivo de megaplantas renovables y sus líneas aéreas de alta tensión para evacuar la energía generada", que redundan en la destrucción de hábitats de especies esteparias y en la alta mortalidad causada por colisión y electrocución en los tendidos eléctricos.

Desde Ecologistas en Acción Guadalajara piden así la paralización de estas obras, a la espera de que resuelva la Fiscalía, y recuerdan que el despliegue de energías renovables "debe hacerse ordenadamente, sin sacrificar la biodiversidad y los paisajes de la provincia".