Horas determinantes en el incendio de Valdepeñas de la Sierra en el que todo apunta a un origen intencionado

Se trata de frenar el avance de la cabecera norte hacia la sierra de Ayllón, mientras que desde el Gobierno regional se advierte que "no se va a parar" hasta encontrar al responsable.
Preocupa especialmente el avance de la cabecera norte, el cual se trata de frenar. - JCCM
photo_camera Preocupa especialmente el avance de la cabecera norte, el cual se trata de frenar. - JCCM

GUADALAJARA.- La situación se complica en Valdepeñas de la Sierra, donde este martes se declaraba un incendio que sigue sin controlar, cuyo avance continúa y se trata de frenar, especialmente, en la cabecera norte, debido al potencial existente. Preocupa especialmente su avance hacia la sierra de Ayllón.

Un incendio que ayer obligaba a desalojar cinco localidades de la zona, evacuando a más de un centenar de vecinos, que ya ha afectado a cerca de 3.000 hectáreas y sobre cuyo origen "todo apunta" que fue intencionado.

Así lo ha señalado este miércoles el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, en el puesto de mando avanzado instalado en Casas de Uceda, hasta donde se ha desplazado acompañando al presidente regional, Emiliano García-Page, para conocer el estado del incendio.

Allí Escudero ha explicado que en los últimos cuatro días se habían producido conatos de incendio en la misma zona, los cuales se pudieron extinguir, "pero este no ha podido ser". Algo en lo que ya está trabajando la brigada de investigación, ha señalado, recordando también que "quien tenga la imprudencia, por ser suave en la calificación, de producir un incendio, sabe que se enfrenta a un delito".

En este sentido se ha mostrado tajante y ha advertido que por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha no se va a parar hasta que se encuentre el origen y que "si ha sido provocado, como apuntan los indicios, que caiga todo el peso de la ley sobre él".

De momento sigue declarado el nivel 2 en este incendio de Valdepeñas de la Sierra, debido a la previsión de que la evolución de las llamas pudiera afectar gravemente a la población y a bienes de naturaleza no forestal, exigiendo la adopción inmediata de medidas de protección y socorro.

Según ha apuntado el consejero, las próximas horas van a ser "determinantes" para "intentar amortiguar el avance de la cabecera norte".

En estos momentos trabajan en la zona un total de 56 medios y 236 personas, según detalla el sistema de información de incendios forestales (Fidias) del Gobierno regional. Unas labores de extinción en las que están participando 13 medios aéreos, con 21 personas, y 40 medios terrestres con 189 personas; a ellos se suman 3 medios y 8 personas en labores de dirección y coordinación, y 18 de personal interno.

Labores de extinción para las que este martes se solicitaba la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que en estos momentos tiene en la zona desplegados 102 militares y 29 medios, que trabajan en la contención del flanco izquierdo y en la creación de una línea de contención.

A todos ellos ha querido trasladar el consejero de Desarrollo Sostenible su agradecimiento por la labor que están realizando, tanto a los trabajadores del dispositivo del Plan Infocam, cuerpo de agentes medioambientales, personal técnico, bomberos forestales de Geacam, como a los medios que están colaborando en esta extinción, como los de la Comunidad de Madrid, a los que ha agradecido la "agilidad y la gran colaboración", así como a los del Gobierno de España.

Esfuerzos para controlar un incendio en un contexto de máxima preocupación en todo el territorio regional, puesto que el riesgo de incendios es alto. Según informa el Plan Infocam, el Índice de Propagación Potencial (IPP) de incendios forestales es muy alto en las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca y gran parte de Guadalajara y Albacete, y alto en Parameras, Hellín y Almansa, tal y como se ha informado desde Plan Infocam.

Más en Medio Ambiente
Comentarios