La plataforma contra el ATC en Cuenca se reactiva por temor a que el resultado del 23J conlleve recuperar el proyecto

La paralización de los trámites para la aprobación definitiva del 7º Plan General de Residuos Radiactivos hasta después de las elecciones hace que un hipotético gobierno del PP y Vox pudiera retomar el cementerio nuclear en Villar de Cañas.
Representantes de la Plataforma contra el Cementerio Nuclear presentaban sus alegaciones al 7ºPGRR en junio de 2022.
photo_camera Representantes de la Plataforma contra el Cementerio Nuclear presentaban sus alegaciones al 7ºPGRR en junio de 2022.

CUENCA.- El temor a lo que pueda suceder tras la cita con las urnas del 23J y la posibilidad de que se recupere el modelo del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares, ha hecho que la Plataforma Contra el Cementerio Nuclear en Cuenca se reactive. Y es que el adelanto electoral ha hecho que la aprobación definitiva del 7º Plan General de Residuos Radiactivos se aplace, por lo que el riesgo de que el proyecto se recuperara para Villar de Cañas (Cuenca) está latente.

Así lo señalan desde la plataforma, recordando que únicamente quedaba la evaluación ambiental estratégica y la aprobación definitiva por parte del Consejo de Ministros para que la construcción del cementerio nuclear en la localidad conquense quedará completamente descartada. Sin embargo, el adelanto de las elecciones ha supuesto la paralización de los trámites del 7º Plan General de Residuos Radiactivos hasta después de las elecciones, tal y como ha apuntado la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, supone que el cambio en "la hoja de ruta de los residuos radiactivos" no será definitivo por el momento.

Un documento cuya versión definitiva fue publicada por el Ministerio de Transición Ecológica en noviembre de 2022, tras considerar "inviable" la opción de construir el ATC en Villar de Cañas y decantarse por siete almacenes temporales descentralizados, ubicados en cada una de las centrales nucleares existentes.

Esto conlleva, apuntan desde la plataforma, que el resultado de las próximas elecciones sea determinante para conocer si el 7º PGRR se aprobará o quedará guardado en un cajón, manteniéndose por tanto vigente la sexta versión del Plan -aprobado en 2006- y completamente "obsoleto", y en el que se planteaba el almacenamiento temporal de los residuos en un único lugar, en vez de los siete planteados en el documento más reciente.

En este sentido, subrayan las "diferencias sustanciales" existentes entre el 6º y el 7º PGRR, puesto que si bien no hay cambios en cuanto al almacenamiento definitivo de los residuos nucleares de alta actividad y el combustible nuclear gastado, manteniéndose en ambos la construcción de un almacén geológico profundo, no es así en lo referido al almacenamiento intermedio. "Mientras que el 6º PGRR sostiene como solución temporal el almacenamiento en un solo almacén, el ATC; el 7º PGRR optó por siete almacenes temporales individuales en cada una de las centrales nucleares (ATI)".

Esto supone que en caso de una hipotética victoria electoral del Partido Popular, que junto con Vox, son los únicos partidos que defienden la instalación del cementerio nuclear en Villar de Cañas -pese a la ciudadanía y al rechazo al proyecto por parte del resto del arco político-, se pudiera retomar la iniciativa.

"Desconocemos las razones por las que la vicepresidenta ha decidido paralizar la tramitación del séptimo plan, puesto que hemos solicitado por varias vías una reunión para conocer lo que está pasando, con resultado negativo", explica el responsable de comunicación de la plataforma, Carlos Villeta.

"Ahora nuestra prioridad es informar de que el cementerio nuclear vuelve a ser una amenaza para la vida y el futuro de Cuenca", algo que -admite- "va a ser difícil, pues se ha instaurado la falsa convicción de que el ATC de Villar de Cañas es historia".

Sin embargo, advierte Villeta, "no nos quedaremos de manos cruzadas, esperando el resultado de las elecciones", y por ello quieren dejar claro que "la ciudadanía de esta provincia no se resigna". Así, señala que el partido o coalición que gobierne después de las elecciones del 23J "tiene que saber que este movimiento social sigue vivo y no nos resignamos a que nuestra tierra se convierta en el basurero radiactivo" del país.

Asimismo, explica que tres representantes de otras tantas organizaciones antinucleares (Movimiento Ibérico Antinuclear, Ecologistas en Acción y la Plataforma contra el Cementerio Nuclear en Cuenca) asistirán del 12 al 14 de julio al curso organizado por Enresa sobre gestión de residuos nucleares en la sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Santander, para conocer de primera mano la situación de la tramitación del 7º PGRR e incidir en su aprobación "cuanto antes".

Más en Medio Ambiente
Comentarios