Salvar el río y sacarlo de su actual estado entre todos, objetivos de la nueva 'Cátedra del Tajo'

La iniciativa, que cuenta con el respaldo de la Universidad de Castilla-La Mancha y el mecenazgo de la Fundación Soliss, espera contar con el apoyo de toda la ciudadanía.
Espuma que circula por las aguas del Tajo a su paso por Toledo.
photo_camera Espuma que circula por las aguas del Tajo a su paso por Toledo.

TOLEDO.- Salvar el río, solucionar sus problemas, sin fechas en el horizonte, sin buscar culpables y contando con el esfuerzo conjunto de la sociedad, es el objetivo que se marca la Cátedra del Tajo, que se ha propuesta revertir "de una vez por todas" el deficiente estado del río.

Una iniciativa impulsada por un grupo interdisciplinar de investigadores, de dentro y fuera de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), que se ha propuesto con su labor contribuir a la recuperación del buen estado ecológico del río. Un proyecto que cuenta con el respaldo de la Universidad regional y de la Fundación Soliss, que se han propuesto reunir en torno a este objetivo de buscar soluciones "reales" para el Tajo a toda la sociedad civil.

Problemas como la contaminación, una dinámica fluvial alejada de lo que sería lo natural, así como múltiples problemas de conectividad aquejan a un enfermo Tajo, que requiere de la implicación de todos para salir adelante.

Se plantea para ello esta cátedra, que ha sido presentada este martes de forma oficial en Toledo, en un acto en el que la directora del grupo investigador, Beatriz Larraz, ha estado acompañada por los directores de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, Jesús Carrobles, y el de la Real Fundación Toledo, Eduardo Sánchez, así como por la coordinadora de la Red Ciudadana por una Nueva Cultura del Agua en el Tajo, Soledad de la Llama, y la presidenta de la Fundación Soliss, María Luisa González Bueno.

Junto a ellos también han estado presentes representantes de los ayuntamientos de Toledo, Talavera de la Reina y Aranjuez, así como de la Asociación de Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía.

Un acto en el que se ha lanzado un mensaje "claro y sencillo", reclamando la colaboración de todos para salvar el río. "Es el momento de unirnos, de actuar", ha señalado Larraz, quien aboga por trabajar sin poner fechas ni buscar culpables para "mejorar la depuración, los vertidos no controlados, la dinámica fluvial, las riberas o eliminar los obstáculos".

Para ello son numerosos los proyectos sobre los que trabaja ya el grupo investigador. "Vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano", ha subrayado Larraz, quien ha pedido la implicación en este objetivo de "toda la ciudadanía anónima".

Larraz ha explicado que el trabajo de la cátedra se centrará en buscar ese impacto en la sociedad para recuperar el río. Así, ha valorado la implicación de la fundación que ha apostado por el mecenazgo, que permitirá poner en marcha nuevos proyectos, "porque la responsabilidad moral como sociedad es devolver al río al disfrute y nuevas posibilidades de empleo" -ha señalado-, pero también posibilitará "avanzar más rápido" ya que el Tajo "clama por una solución, una recuperación integral y un mejor estado ecológico".

Asimismo ha subrayado el papel de los medios de comunicación para hacer llegar a la sociedad "lo que está ocurriendo en el Tajo".

"NO PUEDE SEGUIR MÁS TIEMPO ASÍ"

Por su parte, el director de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, Jesús Carrobles, ha considerado que "sobran razones" para reclamar justicia sobre el Tajo, pero también reconoce que "nos faltan datos y argumentos para convencer a quienes tienen que dar ese veredicto". Por ello considera fundamental la labor de esta cátedra, de la que espera "mucho" y está convencido que marcará "un antes y un después" en la lucha para que "nos den la razón" sobre la situación que atraviesa el Tajo.

Asimismo el director de la Real Fundación Toledo, Eduardo Sánchez, ha mostrado su satisfacción por adherirse a esta iniciativa y colaborar a que el río "presente un estado mejor", precisamente en un año, este 2022, en el que "se cumplen 50 años de la prohibición oficial del baño" en su cauce.

Coincidiendo con Carrobles, Sánchez ha subrayado que los datos que se obtengan de la labor investigadora de la cátedra van a permitir "argumentar ante cualquier interlocutor, ya sea científico, cultural o económico, que el estado del Tajo no puede seguir más tiempo así".

"Depende de nosotros y se conseguirá poco a poco, presionando a la sociedad civil y a los poderes públicos para que la situación se pueda revertir", ha apostillado.

Por su parte la coordinadora de la Red Ciudadana, Soledad de la Llama, se ha congratulado de que esta "lucha" que el movimiento ciudadano mantiene desde su creación hace quince años, haya conseguido poner "en la agenda política" la problemática del Tajo.

Un "salto cualitativo" al que ha contribuido la llegada de la Universidad a esta reivindicación del río, tras unos años "muy difíciles", de movimiento ciudadano en solitario, "de manifestaciones, concentraciones y alegaciones", en los que se han logrado sin embargo sentencias favorables del Tribunal Supremo para la restauración de los caudales ecológicos.

De la Llama considera que con esta Cátedra del Tajo se da "un valor añadido" al movimiento ciudadano, "a la lucha callejera, muy dura y poco gratificante", y a la vez el respaldo a la misma de la Real Academia incide en el intento de convencer "con argumentos" a la ciudadanía.

Por último también ha subrayado la colaboración imprescindible de los medios de comunicación en la difusión del problema, y ha reclamado un compromiso por el Tajo por parte de los políticos, "porque los ciudadanos ya lo tenemos".

Finalmente, la presidenta de la Fundación Soliss ha considerado que esta iniciativa es de "vital importancia" para el medio ambiente, la ha calificado de "gratificante" por sus objetivos y porque su equipo multidisciplinar "ayudará a ofrecer una versión completa de los problemas de la cuenca, ambientales, sociales, socioeconómicos, y planteará soluciones para su recuperación".

Y aunque reconoce que "será difícil", confía en que con el apoyo de todas las instituciones "lo conseguiremos", puesto que "el Tajo se lo merece".

Más en Medio Ambiente
Comentarios