Los presuntos autores de la agresión homófoba en Velada son investigados por un delito de lesiones, no de odio

La Guardia Civil ha tomado declaración a un hombre de 27 años y una mujer de 21 por su relación con la paliza ocurrida en la localidad toledana, aunque no han sido detenidos.
Edificio consistorial de Velada, localidad donde tuvo lugar la agresión a Miguel Ángel. Foto: Ayto. Velada
photo_camera Edificio consistorial de Velada, localidad donde tuvo lugar la agresión a Miguel Ángel. Foto: Ayto. Velada

TOLEDO.- Dos personas están siendo investigadas como los presuntos autores de la agresión homófoba cometida el pasado fin de semana contra un joven en Velada cuando estaba intentando salir del recinto donde se celebraban las fiestas patronales de esta localidad toledana.

Se tratan de un hombre de 27 años y una mujer de 21, quienes han tomado declaración esta mañana ante la Guardia Civil por su supuesta relación con los hechos. Ninguno de ellos es vecino del pueblo de tres mil habitantes donde se produjeron los hechos.

La noticia ha sido avanzada este miércoles por el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, quien ha confirmado en una rueda de prensa en Albacete que se han identificado a estas dos personas como los presuntos infractores de la paliza.

Tierraseca ha añadido que a raíz de la denuncia presentada por la víctima, la investigación ha sido asumida por la Guardia Civil de la Comandancia de Toledo, que tratará de dilucidar el incidente "con la mayor diligencia e interés posible".

El delegado del Gobierno ha concluido su intervención mostrando su preocupación por los ataques homófobos que se han producido en los últimos días, tanto en Velada como en el conjunto de España, comentando que "son hechos que no se deben consentir".

Esta tarde se celebra una concentración organizada por el Ayuntamiento de Velada en apoyo al joven agredido. La delegada provincial de Igualdad, Nuria Cogolludo, ha confirmado su asistencia.

Los presuntos implicados, que no han sido detenidos, están siendo investigados por un delito de lesiones y no de odio, según han confirmado fuentes del instituto armado al diario ABC. Miguel Ángel, el joven que sufrió la paliza, habría registrado en un primer momento una denuncia por lesiones, aunque en las últimas horas ha ampliado su declaración concretando que se trataba de una acción de violencia homófoba por su condición sexual.