Imagen de archivo donde una pareja se coge la mano con la bandera multicolor. PeriódicoCLM

TOLEDO.- Golpeado e insultado por su orientación sexual. Un joven ha sido víctima de una agresión homófoba durante las fiestas patronales de Velada, una localidad de 2.800 habitantes situada en la comarca de Talavera de la Reina (Toledo).

Fuentes de la Guardia Civil han informado de que se ha abierto una investigación para identificar a los posibles autores y esclarecer los hechos. Por su parte, fuentes cercanas a la víctima han confirmado a PeriódicoCLM que la paliza que sufrió le ha ocasionado la pérdida temporal de visión en un ojo, además de múltiples rasguños.

Su amigo Pedro Gómez fue testigo de lo sucedido y ha denunciado los hechos a través de las redes sociales, explicando que el grupo de jóvenes estaba intentando salir de un botellón cuando su amigo Miguel Ángel fue increpado por una chica que le dijo que "iba perdiendo aceite".

La presunta agresora continuó molestando al joven llamándole "maricón", aunque este intentaba retomar su camino ante la incredulidad de aquellos ataques verbales. Acto seguido, uno de los asistentes al botellón le pegó un puñetazo que acabó tirándolo al suelo.

Publicidad

Gómez ha explicado que una de sus amigas salió en defensa de Miguel Ángel, pidiéndole que no le llamase maricón, lo que provocó "aún más rabia en la chica homófoba, que se abalanzó sobre mi amiga al insulto de puta".

Debido a la gran cantidad de gente que había acudido al botellón y "gracias a algunas personas que nos defendieron", el grupo de amigos consiguió escaparse y "evitar que la agresión fuera a más", según relata Gómez, que se acordó del asesinato de Samuel Luiz cuando vio a Miguel con la cara hinchada y el ojo ensangrentado.

La agresión contra el joven de Velada no ha tardado en provocar una cascada de reacciones condenando lo sucedido por parte de partidos políticos, representantes institucionales y miembros de la sociedad civil. El alcalde de la localidad, José Luis Cebadera, ha mostrado su preocupación por este tipo de actos violentos contra el colectivo LGTBI.

"Estamos profundamente dolidos por este hecho", ha comentado el regidor socialista, que ha señalado que el Ayuntamiento trata de hacer pedagogía "para que no ocurran situaciones como la que nos ocupa".

Según ha confirmado el alcalde, Miguel Ángel necesitó ser atendido en el centro de salud del municipio por un golpe "delicado" cerca del ojo, y posteriormente fue trasladado al Hospital General Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina.

Cebadera ha señalado que los hechos fueron cometidos por personas de otros municipios, "de difícil control por nuestra parte con los escasos medios de los que disponemos", y ha detallado que "todo ocurrió de forma muy rápida, se pusieron a pegarle y rápidamente le separaron, eran personas muy violentas, que iban a buscar gresca".

Del mismo modo, el alcalde ha asegurado tienen distintos problemas, pero que "nunca había sucedido un acto de violencia de estas características", indicando que en la localidad "no tenemos esa clase de energúmenos".

 "Una situación así representa un disgusto tremendo para este municipio", ha concluido el regidor.

Por su parte, la portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha lamentado lo ocurrido en Velada y ha dicho que es valiente contarlo a los demás, porque "la homofobia existe y hay que denunciarla".

Igualmente, la también consejera de Igualdad ha declarado que la mayoría de la gente es respetuosa con las personas LGTBI, pero "aún queda quien se cree con derecho a juzgar, insultar e imponerse por la fuerza". Sobre los agresores, ha recordado que son ellos quienes tienen un problema.

En la misma línea se han pronunciado las Juventudes Socialistas de Castilla-La Mancha, mostrando todo su apoyo y la más sincera repulsa ante todo ataque homófobo. "Nuestra tierra quiere diversidad", han comentado.

Desde Izquierda Unida han emitido un comunicado condenando la agresión homófoba, denunciando que este tipo de incidentes se han incrementado en los últimos años. "Estos delitos de odio aumentan al calor de los nocivos discursos de odio de la ultraderecha", han afirmado.

Asimismo, han instado a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha a poner en marcha la tramitación del anteproyecto de la Ley regional de Diversidad Sexual para blindar los derechos de las personas LGTBI que se ven sometidas a una "violencia sistémica en su día a día".

La coalición de izquierdas también ha defendido la necesidad de formar tanto a los miembros del ámbito jurídico como a los cuerpos de Policía Local de los municipios de Castilla-La Mancha para que sepan actuar ante agresiones como la denunciada, insistiendo en que la asistencia y el apoyo a las víctimas es fundamental.

Finalmente, desde la asociación talaverana LGTBora se han hecho eco de la agresión contra Miguel Ángel, condenando los hechos y manifestando que no quieren más expresiones de odio en las calles.