Imagen de archivo de un jornalero trabajando en una explotación de vid. EFE

ALBACETE.- La patronal del campo culpa al Ingreso Mínimo Vital y a los planes de empleo de la falta de mano de obra. En plena vendimia, la asociación agraria Asaja ha mostrado su preocupación ante las dificultades de los empresarios del sector para encontrar trabajadores para la recolección de campañas agrícolas.

En una nota de prensa, la sección albaceteña de Asaja ha señalado que los propietarios de explotaciones agrarias sienten "impotencia" ante la posibilidad de perder sus cosechas por la escasez de mano de obra, apuntando a "varios factores" que estarían provocando esta situación.

La asociación agraria ha apuntado a las políticas nacionales de subsidios por desempleo y a la implementación de nuevas ayudas contra la pobreza como el Ingreso Mínimo Vital, que fomentarían, desde su punto de vista, que la gente "prefiere quedarse en casa a tener que ir a trabajar al campo".

Para Asaja, "la administración debería quitar las prestaciones a aquellas personas que rechacen un puesto de trabajo", y acusan a los jornaleros de "intentar" que el agricultor no los dé de alta "para seguir cobrando las prestaciones".

Publicidad

La patronal no solo ha marcado a las políticas nacionales como las culpables de la falta de mano de obra en el sector primario, sino que también ha acusado a los ayuntamientos de provocar "una gran merma" con la aplicación de los planes de empleo públicos durante las campañas de recolección.

Además, añaden como otro problema la "migración" de los trabajadores a "sectores menos duros, como la hostelería o la construcción".

Ante esta situación, Asaja ha explicado que los agricultores han decidido invertir en la mecanización del campo, con el consiguiente desembolso económico, para así no perder dichas cosechas.

Y ha puesto como ejemplo la viña, donde entre un 75 y un 80 por ciento está en espaldera en la provincia de Albacete, siendo este caso extrapolable a otros cultivos como el ajo, la cebolla o la patata.

"NO ESTAMOS EN EL SIGLO XIX"

Poco después de que Asaja emitiera su comunicado, la secretaria general de Comisiones Obreras en Albacete, Carmen Juste, ha salido en defensa del Ingreso Mínimo Vital o los planes de empleo municipales, medidas que se crearon para "ayudar a las personas en riesgo de exclusión social".

Juste ha recordado que el importe que percibe un adulto por el Ingreso Mínimo Vital asciende a poco de más de 450 euros mensuales, y ha afirmado que, si por esa cantidad no compensa ir al campo, "a saber qué pagan en sus explotaciones estos señores".

Finalmente, la sindicalista ha recomendado a los empresarios del campo que mejoren los salarios y las condiciones laborales, además de desbloquear el convenio del campo en la provincia, que no se actualiza desde hace dos años. "Abran los ojos, ya no estamos en el siglo XIX", ha concluido.