Pacma denunciará el encierro taurino de Loranca de Tajuña que acabó con varias personas y un caballo corneados

La formación animalista sostiene que durante la celebración del evento se produjeron "varias irregularidades" que contravienen el reglamento de festejos de Castilla-La Mancha.

GUADALAJARA.- Los eventos taurinos de la provincia de Guadalajara vuelven a estar en el punto de mira. El Partido Animalista (Pacma) ha anunciado este martes que interpondrá una denuncia por las presuntas irregularidades que se habrían cometido durante la celebración del encierro de la localidad de Loranca de Tajuña, donde varias personas y un caballo acabaron embestidos por un toro.

En un vídeo que ha difundido la formación política, se puede ver cómo el astado cornea a uno de los caballos, lanzando a su jinete por los aires. El toro vuelve a cornear al hombre, momento en el que varios vehículos todoterreno "acosan" y bloquean al animal.

Para la presidenta del Pacma, Laura Duarte, es una "barbaridad" que se permitan "encierros en el campo en los que se acosa, golpea y mata a un animal aterrorizado", añadiendo que suponen "un peligro para las personas y los animales".

Duarte también ha calificado de "vergüenza" que el Gobierno de España "siga sin hacer absolutamente nada para prohibirlos", y apunta a que habrían cometido "varias irregularidades que contravienen el reglamento de festejos de Castilla-La Mancha", motivo por el que están preparando la denuncia.

Publicidad

Un proceso a la batalla judicial abierta por la muerte de Campanito, el toro que se escapó de un concurso de recortadores en Brihuega, siendo atropellado intencionadamente y ejecutado en las calles del pueblo. Durante su huida, arrolló a dos hombres de 73 y 64 años.

"La tauromaquia es un espectáculo anacrónico que no tiene cabida en una sociedad civilizada y el Gobierno debe responder a la demanda social y prohibirla por ley de una vez por todas", ha concluido Duarte, quien continúa su campaña por la abolición de los festejos taurinos. El sábado, tendrá lugar una manifestación de la formación animalista frente a la explanada de Las Ventas de Madrid.