El consejero de Sanidad ha pedido que se mantenga la responsabilidad hasta ahora demostrada. | FOTO: JCCM

TOLEDO.- Castilla-La Mancha dará esta medianoche un paso más hacia la recuperación de la "normalidad" y suprimirá buena parte de las restricciones que había mantenido vigentes, de un modo u otro, a lo largo del último año y medio con motivo de la pandemia de covid-19.

Así, desaparecerán los límites de aforos tanto en la hostelería como en todo tipo de actividades, públicas y privadas, al mismo tiempo que se suprimen las limitaciones horarias, se abren las pistas de baile en las discotecas, se podrá consumir en barra o sentado en mesa, sin límite de agrupación de comensales.

Publicidad

Son algunas de las medidas contempladas en el decreto que este jueves ha aprobado el Consejo de Gobierno reunido en sesión extraordinaria, que entrarán en vigor a las 00.00 horas de este viernes, tras la publicación esta medianoche del texto en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha.

Un decreto sobre el que ya se habían avanzado en los últimos días algunas de sus líneas principales, a las cuales ha añadido hoy alguna más el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, durante la rueda de prensa que ha ofrecido a tal efecto.

Así, ha explicado que el decreto recoge cómo sigue siendo obligatorio el uso de mascarilla cuando no pueda mantenerse la distancia de seguridad, tal y como establece la ley 2/2021, de 29 de marzo, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. Junto a la mascarilla habrá que seguir manteniendo las restantes medidas de prevención, tales como la distancia social y la higiene.

Más allá de estas medidas que se mantienen atendiendo a la legislación estatal, con el objetivo de "mantener la lógica y el comportamiento de los últimos meses", en Castilla-La Mancha se ha decidido mantener también la prohibición de venta de bebidas alcohólicas entre las 22.00 y las 08.00 horas, excepto para la hostelería y restauración.

Un sector que ve cómo se pone fin a las limitaciones de aforo y los horarios anticipados de cierre, se permite ya el consumo en barra y en las mesas no habrá número máximo para las agrupaciones -hasta ahora se mantenía en 10 personas-.

En cuanto a los horarios de cierre, se vuelve a la "normalidad" y vuelven a atender a lo establecido en la correspondiente ordenanza municipal.

Respecto al ocio nocturno, se suprimen también las restricciones en el horario y pasan a depender de la ordenanza municipal, y ya estarán permitidas las actividades de baile. En este sentido, desde Sanidad se pide no obstante "extremar las precauciones" y seguir utilizando la mascarilla cuando la distancia no se puede mantener.

Una supresión de restricciones de la que no solo se beneficia la hostelería, puesto que también se eliminan las limitaciones de aforo en la actividad formativa no reglada, de modo que academias, autoescuelas y centros privados podrán impartir clase de forma presencial "al completo"; y en las escuelas de música, danza y deportivas inscritas en el registro de centros docentes de la Junta, se aplicará el mismo tratamiento.

Por su parte las bibliotecas de la región recuperan la presencialidad y los servicios ordinarios de préstamo y devolución, así como el uso de medios tecnológicos para los usuarios.

En materia de visitas a monumentos y sitios culturales visitables tales como parques arqueológicos o yacimientos, se podrán realizar con normalidad pero se mantiene el sistema de reserva previa.

También en el ámbito de la cultura, en cines, teatros, auditorios, paraninfos, circos y espacios similares desaparecen los aforos y podrán llevar a cabo su actividad con localidades preasignadas, "procurando en todo momento mantener las distancias".

Podrán realizarse también sin limitaciones congresos, encuentros, reuniones de negocios y profesionales, juntas de comunidades o propietarios, así como eventos promovidos por cualquier entidad, tanto de naturaleza pública como privada.

Asimismo, en instalaciones y centros deportivos podrá realizarse la actividad tanto de forma individual como colectiva, pudiéndose utilizar los vestuarios y las duchas, siempre "respetando las medidas generales de higiene y la distancia", ha precisado Fernández Sanz.

Respecto a la actividad deportiva federada de competencia autonómica, el decreto establee que podrá realizarse tanto de manera individual como colectiva, estando permitidas también las competiciones deportivas no federadas.

En cuanto a la asistencia del público a las instalaciones deportivas, los entrenamientos, competiciones o eventos que se celebren en ellas, se permite su celebración siempre que los asistentes permanezcan sentados.

Por otra parte, el decreto también recoge el levantamiento de limitaciones para los festejos taurinos, estando permitido su desarrollo en todos los recintos e instalaciones, sin aforos. En ellos será obligatorio el uso de la mascarilla siempre que se trate de un evento multitudinario y no se pueda mantener la distancia, tal y como recoge la ley 2/2021.

Podrán celebrarse festejos taurinos populares tanto por el campo como por las vías públicas.

Entre las restricciones que se mantienen, está la prohibición de ingerir productos líquidos o sólidos en el transporte público, pero tampoco hay ya aforos.

Asimismo, el consejero de Sanidad ha recordado que siguen vigentes algunos protocolos especiales, como el del ámbito educativo, establecido por los ministerios de Sanidad y Educación junto con las comunidades autónomas. Un protocolo a nivel nacional que "seguirá teniendo vigencia" hasta que bien se renueve o se decida mantener para todo el curso, "ahí no entraremos", ha apostillado.

Se trata, ha apuntado el consejero de Sanidad, de "acercarnos a una manera de relacionarnos más cercana a la normalidad". Algo para lo que es imprescindible "seguir teniendo la responsabilidad que hasta ahora hemos demostrado".

En este sentido, ha pedido que en cualquier evento multitudinario se use la mascarilla, puesto que "junto con la vacuna es lo que nos está protegiendo del virus".

Por último, Fernández Sanz ha confiando en que con esta "normalidad" que ahora se estrena "nos siga yendo bien", porque de no ser así -ha advertido- "tendríamos que volver a normas más restrictivas".