El presidente de Castilla-La Mancha ha recordado hoy en Cuenca que "la ley es igual para todos". | FOTO: JCCM

CUENCA.- El jefe del Ejecutivo castellanomanchego, Emiliano García-Page, considera que será "muy difícil" avanzar en la situación en Cataluña si el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, no responde ante la ley.

Así lo ha señalado en Cuenca, donde ha inaugurado las nuevas viviendas con apoyos de la Asociación para la Atención a Personas con Discapacidad Intelectual o del Desarrollo y sus Familias en la provincia de Cuenca (ASPRADEC).

Publicidad

Una intervención en la que García-Page se ha referido a la situación en la que se encuentra Puigdemont, quien este jueves era detenido por las autoridades italianas, a instancias del Tribunal Supremo, en Cerdeña, donde había viajado desde Bélgica para asistir a varios eventos durante este fin de semana. La policía italiana le estaba esperando a su llegada al aeropuerto, tras haber confirmado que sobre él pesaba una orden de detención en vigor dictada por las autoridades españolas.

Y aunque García-Page asegura no desear nunca "nada malo a nadie en lo personal" y que no le gusta que nadie entre en la cárcel, considera "evidente" que "la ley está hecha para todos".

Así ha recordado que la misma ley que permitió que Puigdemont fuera presidente de la Generalitat en base a la cual los tribunales están reclamándole "que se siente ante la Justicia española".

"Ojalá que sea en esta ocasión", hay deseado García-Page, puesto que así "vamos a poder pasar una página dolorosa para la democracia española".

Para el jefe del Ejecutivo castellanomanchego es "una cuenta pendiente" para la democracia española la detención y puesta a disposición de los jueces de Puigdemont, para que de ese modo "pueda tener condena si es que la merece a juicio de los jueces, y que la cumpla".

Asimismo ha señalado que "como español que ama a Cataluña" se puedan superar los problemas "si no se resuelve antes este conflicto"; "teniendo esta enorme piedra en el camino es muy difícil avanzar", ha apostillado García-Page.

En este sentido, el presidente regional considera evidente que "todos tienen que responder ante la ley" y que España no puede tener "fugados" a quienes "han protagonizado y dirigido un atropello constitucional".

Por ello cree que hasta que eso no se arregle "va a ser muy complicado avanzar". Considera que esta cuestión se tiene que arreglar "como se arreglaría para cualquier español", puesto que "la ley es igual para todos".

Una cuestión que "no se puede encubrir con parafernalias políticas, ni esconder detrás de ningún tipo de argumento político", ha advertido García-Page, porque "la ley es la ley; las ideas políticas van por otro lado", de modo que "el que la incumple, tiene que asumirlo".