El comisario Andrés Gómez Gordo es uno de los tres policías imputados que han recibido la notificación.

TOLEDO.- La Policía Nacional ha dejado sin empleo y sueldo a tres agentes procesados en la trama Kitchen, el operativo presuntamente diseñado para espiar al extesorero del PP Luis Bárcenas y robarle documentación comprometida del partido, unos hechos que investiga la Audiencia Nacional desde hace más de tres años.

Según ha adelantado El Confidencial y han confirmado a Efe fuentes policiales, los tres agentes procesados que seguían en activo -otros policías implicados están ya jubilados- han recibido hace unos días la resolución oficial de la suspensión de empleo y sueldo tras ser imputados por la Justicia.

Publicidad

Se trata del policía Sergio Ríos, el que fuera chófer de Bárcenas y que supuestamente fue captado para espiar al excargo del PP y su familia; y el comisario Andrés Gómez Gordo, que fue cargo de confianza de María Dolores de Cospedal en su etapa de presidenta de Castilla-La Mancha, y, según las pesquisas, quien contactó con Ríos.

Cabe recordar que Gómez Gordo fue director general de Documentación y Análisis del Gobierno de Cospedal en Castilla-La Mancha entre los años 2011 y 2015, con despacho propio en el Palacio de Fuensalida.

Ante el juez llegó a reconocer que pagó 2.000 euros mensuales, procedentes de fondos reservados, al chófer del tesorero, Sergio Ríos, en calidad de confidente.

Su valedora, la expresidenta Cospedal también fue investigada en este caso, aunque el juez descartó hace unos meses su "liderazgo ideológico" en la trama de espionaje. No obstante, la Fiscalía Anticorrupción ha recurrido la exculpación de la también ex secretaria general del PP, algo a lo que Cospedal ha contestado acusando al fiscal de tener una "idea preconcebida" del PP.

El tercer policía apartado del cuerpo es José Ángel Fuentes Gago, que estaba destinado a la Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía Nacional cuando se produjo el presunto caso de espionaje a Bárcenas, siendo ministro del Interior Jorge Fernández Díaz.