Gutiérrez comparecía este domingo junto a Padilla para valorar los resultados de las primarias.

TOLEDO.- Con más del 85 por ciento de los votos el actual secretario general del PSOE en la provincia de Toledo, Álvaro Gutiérrez Prieto, ha revalidado el apoyo de los militantes del partido y seguirá al frente de la organización durante los próximos años, tras haberse impuesto de forma aplastante a su rival en las primarias, Ángel Antonio Luengo.

En total han sido 2.141 votos a favor los recibidos por Gutiérrez frente a los 362 (14,46 por ciento) obtenidos por Luengo, en unas votaciones que han contado con una participación de cerca del 80 por ciento de la militancia con derecho a voto en estas elecciones internas.

Publicidad

Un proceso conducente al 13º Congreso Provincial del PSOE de Toledo que tendrá lugar el próximo 14 de noviembre, en el que se renovará la propuesta programática del partido, así como el resto de personas que junto a Gutiérrez -desde este sábado candidato electo- integrarán la Comisión Ejecutiva Provincial del partido.

Unas primarias que han estado marcadas por las dudas que se intentaron sembrar desde la candidatura de Luengo, quien a solo unos días de la llamada a las urnas denunciaba incumplimiento de plazos por parte de la organización, apuntaba la relación familiar entre su oponente en las primarias y el secretario de Organización del PSOE a nivel regional, Sergio Gutiérrez, como motivo de su "desconfianza" en que se le fuera a prestar el "auxilio" solicitado, e instaba a aplazar un proceso en el que aseguraba no haber podido hacer campaña y que no se había fijado debate entre los candidatos.

Planteamientos que la candidatura del teniente de alcalde del Ayuntamiento de Noblejas llevó a Ferraz, buscando el amparo federal del partido, cuyo Comité de Ética y Garantías acordaba el viernes por unanimidad el archivo del recurso planteado por Luengo, al considerar -como ya había hecho el partido a nivel regional- que no se habían producido incumplimientos y que ambos candidatos habían tenido acceso a todos los derechos otorgados en los estatutos de la formación.

De este modo, el sábado alrededor de 3.300 militantes socialistas de la provincia de Toledo estaban llamados a acudir a las urnas en el más de un centenar de centros de votación autorizados.

Una llamada al voto para elegir al secretario general del partido en la provincia a la que respondieron casi el 80 por ciento de los militantes, entre los cuales el candidato más votado con amplia diferencia fue el actual secretario provincial y presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez.

Candidato que fue el más votado en 110 centros de votación autorizados, los cuales aglutinaban a su vez a 156 agrupaciones locales, frente a las tan solo 5 agrupaciones en las que Luengo fue el candidato más votado, lo que supone que Gutiérrez se impuso en el 96,89 por ciento de las agrupaciones locales y en el 95,45 por ciento de los centros de votación, según destacaba el PSOE.

La de Gutiérrez fue también la lista más votada en las agrupaciones locales con mayor número de militantes, como Talavera de la Reina o Toledo.

"UN PARTIDO FUERTE Y COHESIONADO"

Resultado electoral interno que Álvaro Gutiérrez valoraba este domingo, en una comparecencia en la que estuvo acompañado por la vicesecretaria general del PSOE en la provincia, Esther Padilla.

Gutiérrez quiso agradecer el respaldo mayoritario que le ha dado la militancia en un proceso en el que se ha constatado que el PSOE "es un partido fuerte, muy cohesionado" y que sale fortalecido de estas primarias.

Para el secretario general electo la elevada participación registrada supone "un extraordinario ejercicio de democracia interna" que demuestra que "somos el partido más democrático de España, en el que se da voz a la militancia para cualquier cosa y, además, se permite ser candidato y optar a la Secretaría General a cualquiera prácticamente sin avales".

Asimismo se mostraba "realmente satisfecho y particularmente orgulloso de un Partido Socialista que es, verdaderamente, el partido de la militancia".