La tasa de paro entre los universitarios es la mitad que la tasa media del paro regional. - UCLM

TOLEDO.- El número de ocupados universitarios en Castilla-La Mancha se ha multiplicado 3,5 veces, creciendo incluso por encima de la media nacional (3,16), mientras que la tasa de paro entre este colectivo (8,7 por ciento) es la mitad que la media regional (16,2 por ciento).

Así se desprende del informe encargado por la propia Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) al Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE), para analizar la contribución socioeconómica de la institución académica.

Un informe al que se refiere la UCLM en nota de prensa, destacando que "la existencia de la UCLM ha propiciado que los ocupados universitarios se multiplicaran por 3,5 en la región entre los años 1995 y 2019", superando así el crecimiento del conjunto de España. Sin embargo, pese a ese "rápido incremento", los universitarios "solo representan el 23,8 por ciento de la población ocupada en la comunidad autónoma", casi ocho puntos menos que la media nacional.

Es una de las conclusiones que se extraen de este informe, en el cual se presenta un detallado análisis de las actividades docentes, investigadoras y de transferencia de conocimiento de la UCLM y del contexto en el que estas se realizan, a la vez que ofrece estimaciones de los impactos directos e indirectos de sus actividades sobre una serie de variables económicas, laborales y sociales relevantes para las condiciones de vida de los castellanomanchegos.

Destacan cómo en el capítulo referente al entorno socioeconómico de la UCLM, se apunta que el peso de los trabajadores con estudios universitarios en la región es 1,91 puntos porcentuales inferior a la media nacional, debido a la mayor especialización relativa de Castilla-La Mancha en sectores menos intensivos en el uso del capital humano.

Frente a ello, señalan desde la Universidad regional, aunque en Castilla-La Mancha los salarios son menores que la media nacional en todos los grupos de edad y en todos los niveles educativos, la prima salarial de los trabajadores con estudios universitarios de ciclo largo respecto a la Secundaria posobligatoria es del 78,1 por ciento, mayor que la del conjunto de España cifrada en el 70,2 por ciento.

En este contexto, según el IVIE, las estadísticas confirman que los estudios universitarios, "y por ende los incentivos para estudiar en la UCLM" -precisan en nota de prensa- "poseen un atractivo particular respecto a otras alternativas de estudios superiores en la región".

A este atractivo, directamente relacionado con la empleabilidad, el IVIE suma que la tasa de paro de los universitarios de la región es del 8,7 por ciento, mucho menor que la tasa media de paro regional (16,2 por ciento) o la de las personas con Secundaria posobligatoria (16,7 por ciento), pero aún así mayor que la nacional (7,6 por ciento).

Otro dato destacado por la UCLM respecto a este informe hace referencia a la tasa neta de escolarización en educación universitaria (número de estudiantes de 18 a 24 años en Grado, primer y segundo ciclo, y Máster, dividido entre la población de igual edad) para el curso 2018-2019, que fue casi tres veces menor que la media nacional (12,8 frente a 32,4 por ciento).

Asimismo detalla que para ese mismo curso, el 40,2 por ciento de los estudiantes que aprobaron las pruebas de Evaluación para el Acceso a la Universidad (EvAU) en Castilla-La Mancha, se matricularon en la UCLM.

El informe pone también de manifiesto que la proporción de población con estudios universitarios en la región es inferior a la media nacional. No obstante, los datos indican que se ha producido un avance notable a lo largo del tiempo, que ha dado lugar a una convergencia parcial respecto al conjunto nacional.

Así, el porcentaje de universitarios entre la población de 25 a 34 años (28 por ciento) es mucho mayor que el existente para la cohorte de 55 a 65 años (13,1 por ciento), un incremento más intenso que en el conjunto de España, que pasa de 19,5 por ciento a 32,8 por ciento al comparar cohortes mayores y jóvenes, concluyen desde la UCLM.