Martín respondía así al anuncio a “bombo y platillo” que el Gobierno de Cospedal hacía la pasada semana el aumento a 10 de las enfermedades metabólicas congénitas que se van a detectar a los recién nacidos de Castilla-La Mancha.

“Todavía la quedan a Cospedal 7 enfermedades para llegar a las 17 que se detectaban con el Gobierno del Partido Socialista y eran las determinaciones de enfermedades que se hacían con un simple pinchazo en el talón a todos los recién nacidos y que diagnosticadas precozmente podrían tener tratamiento”, explicaba Guadalupe Martín.

“El Gobierno del PP quitó ni más ni menos que 14 enfermedades de las pruebas del talón que se hacían en Castilla-La Mancha dejándolas exclusivamente en 3, las estrictamente obligatorias por el Ministerio de Sanidad” y los argumentos utilizados fueron que “el diagnóstico de tanta prueba era caro y un despilfarro”.

Ha sido el Consejo Interterritorial de Salud el que ha aumentado a 10 las enfermedades obligatorias a detectar con la prueba del talón y, por ello, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha aumentado las mismas ahora, eso sí, con bastante retraso.

Publicidad

Por eso, Guadalupe Martín criticaba duramente que “Cospedal venda como logro de su gestión que se hayan aumentado a 10 estas detecciones cuando lo que ocurre es que le obliga el Ministerio de Sanidad”.

Aun así, insistió, “aún quedan 7 para ponerse al nivel del número de pruebas diagnósticas por la prueba del talón a recién nacidos de cuando el PP llegó al Gobierno en 2011”.

Por ello, “desde el Partido Socialista pedimos que se repongan las 17 que se encontraron”, finalizaba.