El Gobierno regional trabaja con la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y con la Universidad de Alcalá para frenar la "hemorragia" de investigadores que sufre la región, que en cinco años ha perdido el 67 por ciento de estos profesionales, pues cuenta con un 44 por ciento de proyectos de investigación menos.

Ha sido la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Reyes Estévez, la que en su comparecencia en las Cortes ha alertado de la pérdida de talentos en la región, y ha avanzado que trabaja con ambas universidades en fórmulas "atractivas" para que conseguir el regreso de esos investigadores.

Estévez ha denunciado que en la región, entre 2010 y 2013, los fondos destinados a investigación y desarrollo han caído un 21 por ciento, por encima del recorte del 11 por ciento nacional, pues ha pasado a tener 316 a 104 investigadores, y de 370 a 164 proyectos de investigación financiados con fondos regionales.

Tras avanzar que trabaja de la mano de la universidad regional en una línea de ayudas para aminorar las tasas universitarias, ha mostrado su intención de combatir el fracaso escolar mediante el "reimpulso" de la Comisión Regional de Absentismo, "que no se ha convocado en cuatro años", y también con medidas de refuerzo educativo en centros educativos, mediante la ampliación de contenidos para el alumnado que lo necesite.

Publicidad

Un nuevo plan de trabajo en el Observatorio Regional de Convivencia y revisar la Carta de la Convivencia, así como aumentar plazas de escuelas infantiles, cuya inversión bajo el Gobierno del PP "ha caído en un 54 por ciento", son otras de las medidas a desarrollar por el departamento de Educación, que también quiere reestructurar la enseñanzas de idiomas.