El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado esta tarde en Guadalajara que su Gobierno aprobará el próximo martes un decreto para prohibir el uso de tarjetas de crédito a todos los cargos públicos. “Hay que impedir las golfadas que estamos viendo que ha hecho Nacho Villa con una tarjeta de todos. Se ha acabado”, ha subrayado.

Según se ha conocido hoy, el anterior director general de Radio Televisión de Castilla-La Mancha gastó más de 136.000 euros con dos tarjetas Visa Oro que le fueron suministradas por el Ente público. La mayor parte del dinero fue gastado en restaurantes y hoteles, entre ellos algunos de lujo, aunque también hay cargos en locales de copas y en compras de marcas exclusivas como Luis Vuitton o Salvador Bachiller.

Además, García-Page ha desvelado que también gastó 12.000 euros en llamadas a Hong-Kong. “¿Pero qué noticia estaba pasando en Hong-Kong?”, ha ironizado. “Y mientras tanto aquí quitando las becas de comedores escolares, quitando la gratuidad de los libros y cerrando hospitales. ¿Qué austeridad es esa?”, ha remachado.

“Esto no va a quedar así”, ha asegurado el presidente regional. “Los ciudadanos de Castilla-La Mancha tienen derecho a saber hasta el último céntimo que se ha gastado Nacho Villa con el dinero de todos. Y lo van a saber. Los ciudadanos y, seguramente, también los tribunales. Es un problema de dignidad. Es un problema de salud pública. No hay derecho”, ha concluido.

Publicidad

Tarjetas “black and black”

Por su parte, el secretario general de los socialistas en Guadalajara, Pablo Bellido, se ha referido también a este asunto diciendo que las tarjetas de Villa han sido “black and black, doblemente negras, porque con el dinero de todos, que no había para la sanidad y para la educación, unos pocos se han estado dando la vida padre”.