Tras la polémica surgida después de que los representantes de la formación morada abandonasen el último pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha, dejando en minoría a los socialistas como consecuencia de esta decisión, el secretario regional de Podemos y diputado autonómico, José García Molina, ha asegurado que su partido mantiene una relación tensa con el Gobierno de Emiliano García-Page para "conseguir unos presupuestos dignos o para tener una Radio Televisión Pública en condiciones", pero no por orden del líder de su formación, Pablo Iglesias.

Molina ha respondido de este modo después de que en rueda de prensa se le haya preguntado si Iglesias le llama para que presione a García-Page, como consecuencia de las conversaciones que a nivel nacional pueden estar manteniendo la formación morada con los socialistas.

Ante esta cuestión, Molina ha aclarado que "presiona mucho a Page para cambiar la forma de hacer política en la región, para consolidar el empleo público y para que Castilla-La Mancha cuente con leyes de Transparencia y de Participación Ciudadana avanzadas".

Dicho esto, ha confirmado que Pablo Iglesias le llama por teléfono y charlan "de vez en cuando" pero para "seguir haciendo política y ver cómo está la situación" de la región.

Publicidad

En cuanto a la ausencia de los diputados de Podemos en el pleno, motivada por la celebración de la Mesa de las Cortes con la sola presencia de PP y PSOE, Molina ha lamentado que "todo el mundo sabía" que ellos estaban en la Mesa de la Función Pública y que cuando llegaron de nuevo a las Cortes para incorporarse a la reunión les dijeron que "estaba todo decidido".

Page mantuvo una conversación telefónica con Molina

El parlamentario toledano, que ha asegurado que tanto él como su compañero de grupo han sido siempre "escrupulosos con toda las decisiones de la Mesa, incluso cuando éstas les han gustado menos", ha criticado que el presidente de las Cortes les impidiese presentar los debates que ya habían registrado, uno de ellos referido a la Zona Única de Escolarización, que llevarán al próximo pleno.

Dicho esto, ha concluido manifestado que el propio Emiliano García-Page le ha llamado por este asunto y que la conversión transcurrió "como siempre" en un tono "bueno y cordial".