La formación morada tiene muy claras sus posiciones sobre las cuestiones religiosas: no se deben financiar los servicios religiosos en los lugares públicos, priorizar la educación pública sobre la concertada y, no menos importante, evitar la presencia de cargos públicos en las procesiones de Semana Santa y otros actos confesionales.

A pesar de que varias cabezas visibles Ecde Podemos como el alcalde de Cádiz, José María González ‘Kichi’, han mostrado en repetidas ocasiones su afición a los actos religiosos; el portavoz de Podemos en las Cortes de Castilla-La Mancha ha querido expresar el total desacuerdo del partido de Pablo Iglesias a la asistencia de estos a ese tipo de actos, al menos en calidad de representantes de los ciudadanos

Publicidad

En una entrevista a la Agencia EFE, David Llorente ha vuelto a hacer defensa del laicismo, declarando que es conveniente “separar entre instituciones públicas y confesiones particulares”. No obstante, a pesar de sus posiciones, el diputado de Podemos no se ha planteado hacer una petición a los cargos públicos de Castilla-La Mancha para que no acudan las procesiones de Semana Santa o del Corpus Christi.

"Tiene que haber esa separación de instituciones y espacios públicos y políticos respecto de las iglesias y confesiones particulares", subraya el portavoz de Podemos, quien afirma que, por eso motivo, él no va a participar en las procesiones religiosas, "al menos como representante político o cargo público".

A su juicio, el hecho de vivir en un estado laico conlleva que las instituciones y los cargos públicos sean neutrales porque "al decantarse por una confesión en particular están discriminando otras opciones de conciencia". Igualmente, considera que "no es justo que las instituciones se vinculen a una confesión religiosa porque las instituciones son de todos y de todas y tienen que ser neutrales".

No obstante, Llorente advierte que su posición "no es un argumento contra nadie" ni "ningún ataque ni beligerancia contra la religión ni contra ninguna confesión", sino que "surge del respeto profundo hacia todas las opciones de conciencia".

"Precisamente, porque respetamos ese pluralismo y esa libertad individual reivindicamos que las instituciones sean tales y de todos y todas", subraya el diputado de Podemos, quien añade que su partido reivindica "que la gente se exprese libremente en las fiestas, en las celebraciones", porque "eso forma parte de la cultura popular y no hay ningún problema en ese sentido".

La retirada de los servicios religiosos en los hospitales “no ataca a nadie”

Del mismo modo, asegura que "no es un ataque contra nadie" la proposición no de ley presentada junto al PSOE para pedir al Gobierno central que suspenda los acuerdos internacionales que obligan a las comunidades a financiar los servicios religiosos en el ámbito de los servicios públicos como la sanidad, la educación o el bienestar social.

Llorente desvela que el origen de esa iniciativa se encuentra en una reunión que Podemos mantuvo con la Consejería de Sanidad y con el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) para negociar los presupuestos de la Junta para 2016, cuyos representantes les transmitieron que "faltaba dinero para contratar anastesistas, para abrir camas en los hospitales y para algunas cuestiones urgentes".

"Pero vimos una partida en la que había cerca de medio millón de euros para servicios religiosos católicos", apunta el portavoz de la formación morada, quien recuerda que instaron al PSOE a presentar una iniciativa en contra de esta situación.

Finalmente, explica Llorente, el PSOE redactó la iniciativa parlamentaria, tras el acuerdo alcanzado con Podemos, que la estableció como requisito para aprobar los presupuestos.

"Cada persona es libre de recibir la atención religiosa que quiera, ahora bien, lo que no se puede es obligarnos a todos a financiar esa atención religiosa de una confesión particular", considera.

Sobre la educación concertada: “el dinero público para los servicios públicos”

Para terminar, Llorente se ha referido a otro de los temas que Podemos ha puesto a debate en el marco de la política regional: la educación concertada. En este punto, el diputado de Podemos se ha mostrado contundente, defendiendo que “el dinero público debe ir destinado a los servicios públicos y para las cosas que son de todos”, algo que según el diputado autonómico “puede entender cualquier persona”.

Es por eso que el portavoz de Podemos ha querido desmentir las palabras del Gobierno de Emiliano García-Page, que dijo que el acuerdo pasaba solo por reducir el peso relativo de la educación concertada. “El año que viene tiene que haber menos dinero en la concertada”, ha aseverado.