Se han confirmado las sospechas del Gobierno de Castilla-La Mancha. Después de que fuentes del Ejecutivo de Emiliano García-Page asegurasen hace una semana a la prensa que Rajoy acabaría recurriendo la reducción de las conocidas “horas Cospedal”, el Consejo de Ministros ha acordado este viernes solicitar al presidente en funciones la interposición de dicho recurso de inconstitucionalidad.

Esta medida ha sido propuesta por el Ministerio de Hacienda y Administraciones públicas tras el fracaso de las negociaciones entre este y la Consejería de Hacienda regional, que desde el pasado mes de diciembre ha buscado llegar a un acuerdo con el Ministerio de Cristóbal Montoro para evitar que se recurrieran la jornada de 35 horas para los funcionarios públicos, algo con lo que ya había amenazado el Gobierno central en febrero.

Publicidad

No obstante, el consejero de Hacienda ya esperaba que las negociaciones con el Estado central no fueran por el buen camino, llegándolas a calificar como “un paripé”. Después de finalizar las conservaciones entre ambas partes, el Ministerio de Hacienda envió al vicepresidente autonómico una propuesta de acuerdo que no incluía la reducción de la jornada laboral, lo que levantó la alarma de los socialistas.

El acuerdo propuesto por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas considera que la ley aprobada por el PSOE y Podemos en la región "contraviene lo dispuesto por el Estado a través de la Ley de Presupuestos Generales para el año 2012, dictada con carácter básico, por la que se establece que la jornada general de trabajo del personal del sector público no podrá ser inferior a treinta y siete horas y media semanales de trabajo efectivo de promedio en el cómputo anual".

Según añade el acuerdo, esta solicitud de recurso "se lleva a cabo después de que la negociación prevista en el artículo 33.2 de la Ley del Tribunal Constitucional haya sido infructuosa y tras avalar el Consejo de Estado que existen fundamentos jurídicos suficientes para interponer el recurso".