"Se ha apostado por el Trasvase Tajo-Segura y se ha hecho una negociación importante para Valencia y otras comunidades de la política agraria común". Esta frase pronunciada ayer por Mariano Rajoy ha sido la desencadenante de la polémica en Castilla-La Mancha, ya que deja claro que un futuro Gobierno del Partido Popular seguirá defendiendo los trasvases de agua desde la cabecera de los pantanos de Entrepeñas y Buendía hasta el Levante.

En respuesta al respuesta al portavoz de Compromís, Joan Baldoví, durante la celebración de la primera sesión del Debate de Investidura en el Congreso de los Diputados en el día de ayer, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, apostaba así claramente por la continuación de las políticas de agua llevadas a cabo hasta hoy y que han generado un fuerte rechazo del ejecutivo del gobierno de Castilla-La Mancha.

En lo que va de año, el Gobierno de España en funciones ha aprobado dos trasvases triples Tajo-Segura, de 60 hectómetros cúbicos, a razón de 20 al mes, con lo que, entre el actual caudal mínimo del río Tajo, otros usos de boca de la cabecera, el incremento de la evaporación debido al calor del verano y los propios trasvases, se podría dar lugar a una situación extrema durante el mes de septiembre, según el gobierno de la región.

 

Publicidad

La apuesta de Rajoy por el trasvase condena al río Tajo a una muerte lenta

Es lo que ha espetado la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ante la “apuesta” por los trasvases del presidente en funciones del gobierno español. La regidora municipal ha criticado que, para Rajoy, "todas las regiones no merecen los mismos derechos" y esto es algo que el candidato de los populares "lo ha dejado claro, sin importarte que el río se muera o que ciudades como Toledo no puedan desarrollarse y disfrutar de su principal valor medioambiental", ha aseverado Tolón.

Por su parte, el portavoz de Fomento del Grupo Socialista en las Cortes regionales, Emilio Sáez, ha calificado de “reveladoras” estas manifestaciones, ya que “por un lado demuestran el menosprecio de Rajoy a nuestra región, ponen en evidencia que no gobierna para todos por igual y que siempre ha antepuesto los intereses en materia de agua del Levante a los de Castilla-La Mancha. Por otro lado, también pone al descubierto la traición de la presidenta del PP castellano-manchego y ex presidenta regional, María Dolores de Cospedal, a esta comunidad en materia de agua”, ha puntualizado el parlamentario socialista.

 

El memorándum del agua de Cospedal está lleno de mentiras y falsedades

"Lo dijimos en su día y ahora el propio Rajoy lo deja claro: el famoso memorándum del agua de Cospedal era y es papel mojado, está lleno de mentiras y falsedades", ha sentenciado el diputado socialista.

Sáez ha asegurado que Castilla-La Mancha no quiere la exclusividad sobre el agua del Tajo, "pero si queremos ser copartícipes a la hora de la toma de decisiones sobre la gestión hídrica del río y más después de comprobar cómo están los embalses de cabecera y los continuos trasvases que está aprobando este gobierno en funciones" y ha agregado que la región siempre ha demostrado su solidaridad en materia de agua y que "no negamos el agua a nadie pero está claro que los dos millones de personas que vivimos en esta tierra también tenemos el derecho al desarrollo agrícola, turístico e industrial".

 

Rajoy ha desenmascarado el verdadero espíritu del memorándum que firmó Cospedal a espaldas de la región

El portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Nacho Hernando, ha mostrado también su indignación ante estas revelaciones del presidente español, certificando que "Rajoy ha desenmascarado el verdadero espíritu del memorándum del trasvase Tajo-Segura que firmó Cospedal a espaldas de la región”, para añadir que “es una desconsideración grave por su parte” y que estas declaraciones "presumen de llevarle la contraria a los intereses de Castilla-La Mancha y a las conclusiones de las resoluciones que se han aprobado en el ámbito europeo".

De este modo, Hernando se ha referido al informe aprobado por la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo (PE) que señala que los últimos planes hidrológicos de cuenca, como los del Ebro o del Tajo, aún no cumplen las disposiciones de la Directiva comunitaria sobre el agua.

Asimismo, el portavoz del Ejecutivo castellanomanchego también ha opinado que las palabras del líder del PP "certifican una apuesta por perpetuar el trasvase sin estudiar alternativas sostenibles para todas las comunidades autónomas".