TOLEDO.- La Comisión Europea es consciente de la situación en la que se encuentra el Tajo y apuesta por otras alternativas, como la reutilización de aguas residuales, como alternativa más económica y con menor impacto ambiental que los trasvases. 

Así lo ha puesto de manifiesto el comisario de Medio Ambiente y Agua, Karmenu Vella, en una carta dirigida al eurodiputado y secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha, Sergio Gutiérrez, como respuesta a la misiva remitida por éste en la que describía la situación en la que se encuentra el Tajo. 

Una carta en la que Vella destaca la defensa desde la Comisión de otras "opciones técnicas alternativas" que presentan menor coste e impacto ambiental que los trasvases, como es el caso de la reutilización de aguas residuales para el regadío. Por ello, subraya, se trabaja en una propuesta legislativa para establecer "normas mínimas de calidad" a escala de la Unión Europea. 

Y es que la Comisión es "consciente" de la grave situación de sequía que afecta a España y del gran número de cuencas hidrográficas que se encuentran en situación de alerta y emergencia con arreglo a los indicadores nacionales de sequía. 

Publicidad

Recuerda Vella cómo desde la Comisión ya se había recomendado en los primeros planes hidrológicos de cuenca españoles la "necesidad" de asegurar que los caudales ecológicos establecidos contribuyeran a la consecución de los objetivos medioambientales establecidos en la Directiva Marco del Agua, y que para ello "se tuvieran en consideración los objetivos de hábitats y especies protegidas que dependen del agua". 

Y es que, subraya el comisario Vella, el establecimiento de caudales ecológicos es una medida "sin duda necesaria" en situaciones de uso intensivo de agua, aunque la competencia de su cálculo y vínculo con el buen estado corresponde al Estado, así como la determinación de prioridades del uso de los recursos hídricos. 

Del mismo modo recuerda que, aunque la Comisión Europea supervisa la correcta aplicación de las directivas medioambientales "no está entre sus funciones modificar la planificación hidrológica en las cuencas hidrográficas". 

 

ANÁLISIS "DETALLADO" PARA SEGUNDOS PLANES DE CUENCA 

Asimismo, apunta el comisario Vella, los segundos planes hidrológicos de cuenca están siendo evaluados y la Comisión ya se ha puesto en contacto con las autoridades españolas respecto al trasvase Tajo-Segura. Y es que, son conscientes de que "numerosos trasvases y las normas de regulación asociadas" son objeto de recursos ante la justicia española.  

Situaciones ante las que desde la Comisión no se interfiere al estar los procedimientos en curso, pero sí se advierte de que en los segundos planes hidrológicos de cuenca se analizará "de manera más detallada" si se ha avanzado respecto a las recomendaciones formuladas a las autoridades españolas en el primer ciclo y a las "preocupaciones" expresadas de forma bilateral relacionadas con la gestión del agua. 

Respecto a una posible visita sobre el terreno, Karmenu Vella considera que "cualquier discusión" sobre ello sería "más fructífera para todas las partes" una vez que haya finalizado la evaluación del segundo plan hidrológico de la cuenca del Tajo, así como las medidas previstas en él, ya que la Comisión "carece de poderes formales de inspección en este ámbito". 

Una visita que, para el eurodiputado toledano, sería muy importante y debería producirse "cuanto antes", ya que sospechan que tanto Rajoy como Cospedal "están mintiendo" sobre la situación del agua a Europa. Es por ello que el Gobierno central, que es quien tiene la competencia, debe invitar "cuanto antes" a la Comisión Europea "para que vea la situación real del río". 

Declaraciones que Gutiérrez hacía este miércoles en Talavera de la Reina, desde donde ha recordado que Castilla-La Mancha está reclamando un Pacto Nacional del Agua. "Si no se nos escucha desde el Gobierno nacional estamos preparados para una guerra del agua en los tribunales europeos", advertía el eurodiputado, "ya que la Unión Europea ya nos ha dado la razón en dos ocasiones". 

Asimismo apunta que a pesar de que el comisario asegura que están en contacto con las autoridades nacionales "el Gobierno de España nunca ha querido hablar con nosotros directamente en materia de agua a pesar de ser los mayores afectados". 

CAMBIO RADICAL NECESARIO 

Por otra parte, el también secretario de Organización del PSOE castellano-manchego subrayaba la necesidad de plantear "un cambio radical" en política de agua, de modo que los embalses de cabecera del Tajo tengan siempre una reserva de 900 hectómetros cúbicos, que se cumplan los caudales ecológicos en el Tajo medio y se abogue por una política "fuerte" de depuración para que no lleguen las aguas residuales de Madrid. 

Asimismo Gutiérrez pedía un paso "valiente" hacia delante, para decir "alto y claro" que el trasvase no puede continuar y únicamente debe ponerse en marcha "en casos excepcionales" en los que "falte agua para beber". 

Por último, se refería a la visita del presidente del Gobierno a Murcia, "seguramente visitando a esos regantes" que reclaman un nuevo trasvase, "saltándose por los aires las recomendaciones de la Unión Europea, la legalidad y el sentido común", al tiempo que evidencia una vez más que "quiere hacer política con el agua". Algo que, considera Gutiérrez, "no es comprensible" que permita Cospedal, quien es aún presidenta del Partido Popular en Castilla-La Mancha.