TOLEDO.- Los ecos del caso 'Cifuentes' han llegado también a Castilla-La Mancha, y en concreto al PP municipal de Toledo, donde se ha optado por suprimir los perfiles y currículos de sus miembros, después de que la licenciatura de alguno de ellos 'desapareciera' de un día para otro. 

Los populares aseguran que se ha tratado de una forma de 'aligerar' su página web, suprimiendo para ello la información relativa a su formación y trayectoria profesional de los componentes del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Toledo.  

Una variación que no ha pasado desapercibida, y que ha puesto el foco sobre varios de miembros del PP municipal, que ante la evidencia se han visto obligados a salir a la palestra y dar explicaciones, eso sí, poco convincentes y en las que se obvia que este 'error', intencionado o no, ya viene de lejos. 

Se trata en concreto del caso del edil popular José López Gamarra, en cuyo perfil en la página del Grupo Municipal Popular figuraba una licenciatura en Economía y una trayectoria como empresario de 25 años. Datos que ahora ya no figuran en la web popular, desde la que directamente se remite a la página institucional del Ayuntamiento de Toledo al apartado en el que figuran todos los miembros de la Corporación, incluidos los del PSOE, Ganemos y Ciudadanos. 

Publicidad

Un perfil en el que ya no figuran los términos licenciado o licenciatura, sino únicamente ”Ciencias Económicas Empresariales, rama Empresarial, en el Centro Universitario de Toledo, adscrito a la Universidad Complutense de Madrid”, así como su experiencia como ”gerente en empresa privada del sector de la madera” entre 1989 y 2008, y como concejal desde 2011. 

Un oportuno cambio de currículo ante el que Gamarra ha intentado echar balones fuera, eso sí reconociendo antes que no tiene la licenciatura, pero se autodefine como ”diplomado”, puesto que únicamente le faltan varias asignaturas –una de cuarto y otras tres de quinto- para acabar la carrera. 

López Gamarra asegura no haber mentido ni falseado nada, puesto que según ha explicado en rueda de prensa, ”nadie me habrá escuchado decir que soy licenciado, porque no lo soy”, al tiempo que dice ”no saber” quién lo puso en la web del partido. 

Ni en la web del partido, como indica, pero tampoco en las presentaciones de las dos últimas listas electorales presentadas por el Partido Popular al Ayuntamiento de Toledo, en las que se atribuía explícitamente a José López Gamarra el título de licenciado. 

Datos que parecen olvidar los populares, y que ya se incluyeron en el listado con los miembros de la candidatura de Jesús Labrador a la Alcaldía de Toledo. Un elenco que el propio exdelegado del Gobierno en Castilla-La Mancha publicaba en su cuenta de Facebook el 18 de abril de 2015, y que de la misma forma fue distribuido a los medios, que reprodujeron la lista tal cual se facilitó desde el PP toledano. 

Una lista del PP al Ayuntamiento de Toledo en cuyo puesto número 9 aparecía José López Gamarra. ”Licenciado en Economía. Empresario durante 25 años. Concejal del Ayuntamiento desde 2011”. 

Tan solo unos días después, la candidatura encabezada por Labrador se hacía la foto de rigor con Toledo de fondo. En su cuenta de Facebook el candidato del PP a la Alcaldía de Toledo definía la suya como una candidatura ”sencilla, de gente normal, que ha dejado su profesión por un tiempo para dedicarse al servicio público”. 

Unas semanas después los nueve concejales obtenidos por el PSOE de Milagros Tolón y los cuatro de Ganemos, volvían a sentar a los populares en la oposición, como ya lo hicieran cuatro años antes también socialistas e Izquierda Unida. 

Repetía así López Gamarra en la oposición, a la que había llegado cuatro años antes. A aquellas elecciones de 2011 concurría también como miembro de la candidatura popular, entonces encabezada por Paloma Barredo de Valenzuela. En esa lista iba algo más atrás, en concreto en el puesto número 13, aunque presentando otra 'variación' del currículum ahora cuestionado. 

Entonces, según recogía el programa electoral junto a su foto como componente de la candidatura del PP al Ayuntamiento, José López Gamarra era ”Licenciado en CC. Económicas. Empresario. Ex-presidente de Nuevas Generaciones de Castilla-La Mancha”, tal y como se puede comprobar en la publicación, disponible en el Archivo Municipal y accesible a través de su web. 

De este modo, quien ahora con ”humildad” reconoce no tener título universitario, ha venido manteniendo durante al menos siete años esta versión de la historia, sin que hasta ahora, coincidiendo en el tiempo con la polémica suscitada por el máster de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, se haya hecho algo al respecto. 

LICENCIADO Y PROFESOR SÍ, PERO NO ABOGADO 

Pero el de López Gamarra no ha sido el único caso de 'alteración' del currículum entre los populares toledanos. Como reconocía también el que fuera director general de Universidades con el Gobierno de María Dolores de Cospedal, José Manuel Velasco, a él también se le ha atribuido una profesión que no tiene, como es la de abogado. 

Un detalle al que ha apuntado él mismo, en el transcurso de la rueda de prensa, tratando de justificar los errores que aparecían en la web del Grupo Municipal Popular señalando que en su caso se le atribuía la profesión de abogado, cuando ”en su vida” lo ha sido, aunque sí es licenciado en Derecho y profesor de Derecho Internacional Privado en la Universidad de Castilla-La Mancha. 

Una atribución que también, como en el caso de Gamarra, figuraba en la lista electoral facilitada por el PP al presentar la candidatura que encabezaba Jesús Labrador a la Alcaldía de Toledo, cuando aún Velasco estaba al frente de la Dirección General de Universidades, Investigación e Innovación del Gobierno de Castilla-La Mancha. 

Como su compañero dice no saber quién puso los datos en la web del Grupo Popular y se remite a la información que figura en la web del Consistorio toledano, que ”es la válida”. 

De momento, los populares toledanos optan por restar trascendencia a estos currículums 'falseados' y tampoco parece que tengan intención de localizar a quién, según ellos, habría introducido esos datos erróneos sobre su titulación y profesión, en la web. Algo a lo que no muchas personas tienen acceso, como tampoco a la hora de resumir en pocas líneas la formación y la experiencia de quienes conforman una candidatura electoral y remitirlo a los medios.