CUENCA.- No ha sentado nada bien en las filas 'populares' que Pedro Sánchez haya decidido dar un carpetazo provisional al Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares previsto por el Gobierno de Mariano Rajoy en la provincia de Cuenca.

De hecho, nada más conocer este miércoles que el Ministerio para la Transición Ecológica había decidido paralizar el proyecto, instando a través de una carta al Consejo de Seguridad Nuclear a suspender la tramitación del permiso de obras, el controvertido alcalde del PP de Villar de Cañas, localidad que albergaría el silo, ha dicho que hay que construirlo ”sí o sí”.

Publicidad

El regidor conquense, José María Sáiz, está convencido de que el ATC se construirá en su pueblo, al tiempo que cree que este anuncio de paralización se hace para que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ”pase un verano tranquilo”.

Interpreta que se trata de una ”gracia” de la ministra Ribera al jefe del Ejecutivo regional, por lo que vaticina que en unos meses los técnicos del Consejo de Seguridad Nuclear le transmitirá que el ATC hay que hacerlo.

Asimismo, se aferra a la idea de que será así porque si bien la ministra ha dicho una cosa, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no ha manifestado formalmente que el ATC no se vaya a construir, por lo que ha mostrado su tranquilidad ante la decisión.

Por otra parte, el popular también está convencido de que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha dará la razón al Ayuntamiento y tumbará el decreto de ampliación de la Zona de Especial Protección para las Aves a la Laguna de El Hito, por el que, de hecho, se impedía la construcción del ATC en los terrenos previstos.

En este sentido, asegura que de no haber sido por este decreto el silo nuclear estaría ya construido, por lo que se pregunta ”quién va a pagar todo el daño que han hecho al país y a su economía”, puesto que España sigue pagando a Francia para almacenar los residuos que deberían guardar en el ATC.

PARALIZACIÓN POR ”PREJUICIOS IDEOLÓGICOS”

Un discurso que coincide con el defendido por el diputado del PP por Cuenca y exministro de Justicia, Rafael Catalá, quien considera que el ATC es ”una oportunidad para Cuenca” que no se puede paralizar ”por prejuicios ideológicos”.

En una nota de prensa enviada por el PP, Catalá se ha preguntado por qué el PSOE ”rechaza constantemente un proyecto que responde a unas necesidades cuando el resto de Europa cuenta con estas instalaciones que son seguras y fiables”.

Como representante del PP en el Congreso, el exministro asegura que su formación ”seguirá luchando por el empleo y el desarrollo de Cuenca”, puesto que esta instalación nuclear es ”una oportunidad para Cuenca, creadora de empleo y de desarrollo”.

Asegura en su comunicado que en toda Europa existes instalaciones en las que se centraliza la recogida de residuos nucleares con total seguridad y garantía, por lo que, afirma, ”no existe ningún riesgo”.
Asimismo el diputado del PP insiste en que su partido ”no va a permitir” que se paralice el proyecto, dada su ”importancia estratégica” tanto para Cuenca como para toda Castilla-La Mancha.

”SOLO HAY UN ESCRITO”

Pero sus compañeros de filas en el Parlamento van aún más allá, y a toda costa han intentado quitar valor a esta decisión adoptada por el Gobierno de Pedro Sánchez. Así, la presidenta del Grupo Parlamentario Popular, Ana Guarinos, ha subrayado que solo hay ”un escrito” y que no existe la decisión como tal de paralizar el ATC.

”Paralización no hay ahora mismo”, ha insistido Guarinos, para quien ”otra cosa diferente” es que el Gobierno haya anunciado que va a instar al CSN a la paralización. ”Cuando un Gobierno toma una decisión, la que sea, lo que tiene que hacer es ofrecer una alternativa a Cuenca y a Villar de Cañas”, ha sentenciado.

Y, aquí, ha lamentado que ”todavía estamos esperando” que el jefe del Ejecutivo regional, Emiliano García-Page, ”ponga en marcha los 1.000 puestos de trabajo que prometió en la comarca de Villar de Cañas, porque no ha pasado de ser un anuncio más”.

Guarinos preguntaba así al Gobierno regional qué ”piensa hacer en materia de energía nuclear” al estimar que su política se basa en ”la hipocresía” y en ”contradicciones” porque ”dice no al basurero nuclear en Cuenca” y ello, conlleva, ”aumentar más los residuos en la central de Trillo, en Guadalajara”.

”Lo que no llegue a Cuenca va a llegar a Guadalajara”, ha augurado la también presidenta del PP de esta provincia, quien ha precisado que ”la alcaldesa de Trillo es del PSOE y está a favor de la central nuclear”.

Una posición ”incoherente e hipócrita”, ha apuntado, al tiempo que reiteraba que se trata solo de un escrito al CSN, ”cuya decisión va estar fundamentada, como también lo tendrá que estar la del Gobierno regional”.

SANTAMARÍA PIDE EXPLICACIONES

Pero además de los populares de la región, también se ha pronunciado al respecto de esta decisión la candidata a la presidencia del PP y exvicepresidenta del Ejecutivo central, Soraya Sáenz de Santamaría, quien considera que ”sería bueno” que el Gobierno diera explicaciones en el Congreso y en el Senado al respecto.

Santamaría, que ha mantenido un encuentro con compromisarios del PP de Toledo en el marco de su campaña de primarias, ha respondido así al ser preguntada por esta decisión del Ejecutivo de Sánchez. Considera que son necesarias explicaciones sobre los motivos, pero también de los costes que conlleva.