CIUDAD REAL.- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha pedido hoy que no se olvide el ”método” de negociar y de hacer las cosas del que fuera vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, convencido de que su opinión aportaría mucho a la situación actual que se vive en España, puesto que ”tenía muy claros los límites”, el ”perímetro de la Constitución” a la hora de establecer negociaciones políticas.

Así lo ha señalado  durante el homenaje que se ha brindado al que fuera vicepresidente del Gobierno, este miércoles en el Aula Magna del Edificio de Servicios Generales de la UCLM en Ciudad Real.

Publicidad

El jefe del Ejecutivo regional ha ensalzado la figura de quien fuera ministro de Interior, quien ”no apabullaba con su lucidez” y ”siempre decía algo”, por lo que en el momento actual reivindica sus cualidades ”en muchos aspectos”.

Asimismo ha subrayado de Rubalcaba su ”coherencia”, ”implacable” como adversario político, ”pero nunca en lo personal”, haciendo incluso ”favores” a esos adversarios desde la nobleza.

García-Page, ha subrayado que no se ha encontrado a nadie en su trayectoria política que haya ”cuestionado la capacidad política de Alfredo”, al que, ha señalado, ”todo el mundo respetaba”.

Y se ha congratulado que haya sido en el seno de la Universidad de Castilla-La Mancha donde se le rinda este homenaje, porque, ha dicho, estar seguro que hubiera sido uno de los sitios donde a él le hubiera gustado más que se le recordara.

También el expresidente de Castilla-La Mancha José María Barreda ha recordado que el expolítico español ayudó a ”miles y miles de chicos y chicas” a estudiar ”más y mejor”.

Asimismo Barreda ha lamentado que con su marcha ”se ha muerto una buena forma de hacer política”. De él ha dicho que ”entendía la política como los clásicos y que como los ilustrados confiaba en la educación y la cultura para alcanzar la igualdad y el progreso”.

De Alfredo Pérez Rubalcaba han destacado algunos intervinientes en el acto, como el exrector de la UCLM Ernesto Martínez, su ”mente estructurada y científica”, que le permitía analizar todo lo que pasaba ”con análisis, como muy pocos, con síntesis y capacidad de definir su plan de acción”.

El también exrector de la Universidad regional Luis Arroyo ha aprovechado su intervención para recordar cómo Pérez Rubalcaba contribuyó notablemente a la fundación y consolidación de la Universidad de Castilla-La Mancha.

De hecho, el ex ministro fue uno de los impulsores de la Facultad de Ciencias Químicas, cuya sede inauguró siendo titular de la cartera de Educación y Ciencia en marzo de 1993.

El rector de la UCLM, Miguel Ángel Collado, por su parte, tampoco ha escatimado elogios para Pérez Rubalcaba, y ha asegurado que a este homenaje de toda la comunidad universitaria también se ha querido unir la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE).

Por su parte Pilar Goya, la viuda de Pérez Rubalcaba, ha agradecido que la UCLM haya hecho posible que un aula magna lleve el nombre del su marido y ha recordado algunas anécdotas de él, como cuando se desplazaba desde Madrid a Ciudad Real para dar clase en un antiguo Citroën dos caballos.

Unos viajes de los que guardó toda su vida grandes recuerdos, a pesar de que tenía que viajar en un coche ”austero y lento”, con el que recorrer los casi 200 kilómetros que separaban su casa de Ciudad Real.

De su paso por Ciudad Real, ha afirmado Goya, guardaba ”muy gratos recuerdos” pues fue una de ”sus primeras experiencias como profesor” y ha indicado que él ”estuvo profundamente orgulloso de haber colaborado en la fundación de esta universidad” y ha recordado que le hizo especial ilusión ”participar en la inauguración del edificio de la Facultad de Químicas” porque el ex ministro ”nunca abandonó su condición de enseñante”.

Y ha terminado recordando que Pérez Rubalcaba recordaba que para él era muy gratificante pensar que había contribuido a favorecer la educación de muchos jóvenes y ha admitido que para ella también es muy gratificante recibir este reconocimiento en su nombre, especialmente, porque viene de la comunidad universitaria a la que él nunca dejo de pertenecer, y de una tierra con la que siempre mantuvo una ”relación especial”.