García-Page en la firma de un acuerdo social en Guadalajara. Foto: Archivo
Publicidad

TOLEDO.- El presidente de la región se ha sumado al rechazo generalizado que han causado las cartas anónimas con amenazas de muerte dirigidas al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, y el secretario general de Podemos y candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias.

La noticia saltó al debate público este jueves, cuando se tuvo conocimiento de que, tanto Marlaska como Iglesias, habían recibido en la sede del Ministerio del Interior sendas misivas en las que se dirigían a sus familiares y a ellos mismos, advirtiéndoles de que estaban "sentenciados a la pena capital" o que recibirían algún "taponazo", un disparo o explosión muy fuerte en la jerga policial.

Las cartas también iban acompañadas de las balas empleadas en los fusiles Cetme, los reglamentarios en las Fuerzas Armadas Españolas. El día anterior, le entregaron a la directora del instituto armado una carta en términos similares.

En un breve mensaje transmitido a través de su cuenta de Twitter, Emiliano García-Page ha querido mostrar su "rotunda condena" a las amenazas recibidas contra los altos funcionarios del Gobierno de España, así como al dirigente de la formación morada.

También ha tenido palabras para la extrema derecha, que hoy ha protagonizado un bochornoso incidente en el debate organizado por la Cadena Ser con motivo de las elecciones madrileñas. La candidata de Vox, Rocío Monasterio, ha puesto en duda la veracidad de las amenazas recibidas contra el antiguo vicepresidente segundo del Gobierno, que ha acabado abandonado el plató de la emisora de radio. En ese sentido, Page ha querido reprochar la actitud de "aquellos y aquellas que en vez de condenar la violencia, contribuyen a la crispación política".

Finalmente, el presidente autonómico y secretario regional de PSOE ha sido contundente, sentenciando que, "ante las amenazas y la violencia", hace falta responder con "justicia y democracia".