El presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante el acto realizado en las instalaciones de HARICAMAN, en el municipio toledano de Añover del Tajo. Foto: Esteban González
Publicidad

TOLEDO.- Audiencia histórica para Castilla-La Mancha. El presidente de la región, Emiliano García-Page, mantendrá el próximo diez de mayo un encuentro con el papa Francisco en la Ciudad del Vaticano.

Así lo ha anunciado este jueves el propio jefe del Gobierno autonómico durante un acto en la localidad toledana de Añover del Tajo, donde ha visitado las instalaciones de la empresa HARICAMAN.

"Se molestarán algunos", ha afirmado García-Page antes de declarar que esta audiencia bilateral "va a ser de los mayores honores que he tenido en mi vida".

En este sentido, el presidente regional se ha mostrado "convencido" de que el concilio con el máximo representante de la Iglesia católica "puede ser muy útil para establecer un criterio claro de convivencia y de entendimiento".

García-Page ha valorado a Francisco como una referencia en "en materia de inmigración, de derechos humanos o en materia de igualdad y solidaridad". Seguidamente, ha deseado que "ojalá se le hiciera más caso" en estas cuestiones, "en lugar de hacer tanta política barata con estos temas tan importantes".

Para finalizar, el presidente de la Junta de Comunidades ha adelantado que para la recepción va a llevar al pontífice "regalos de la tierra, de artesanía pura".