Juicio a los políticos independentistas implicados en el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017. Foto: EFE

TOLEDO.- Casi dos de cada tres castellanomanchegos se oponen a que el Gobierno de España conceda el indulto a los políticos catalanes condenados por sedición en el conocido como juicio al procés, que se produjo como consecuencia del referéndum ilegal del 1 de octubre.

Así lo afirma un estudio de la consultora francesa IPSOS, en el que se ha preguntado sobre la medida de gracia que el Ejecutivo de Pedro Sánchez está preparando para los líderes del proceso soberanista en Cataluña, y de la que el propio presidente del Gobierno asegura que lo hace pensando "en la sociedad".

Publicidad
Sondeo de opinión pública sobre los indultos a los presos catalanes. Imagen: IPSOS

Una sociedad que, al menos en Castilla-La Mancha, no le daría la razón a Sánchez y confiaría más en el criterio de García-Page. El sondeo refleja que el 62 por ciento de los ciudadanos consultados en la región no son partidarios de conceder los indultos, frente al 26 por ciento de encuestados indecisos y al notoriamente menor 12 por ciento que sí defiende el perdón a los presos independentistas.

De esta forma, Castilla-La Mancha se sitúa como la cuarta comunidad autónoma que más rechazo muestra a la medida, solamente por detrás de Andalucía (73 por ciento en contra), Aragón (66 por ciento) y la Comunidad de Madrid (64 por ciento). El sí a los indultos solamente es mayoritario en Cataluña y País Vasco.

La opinión pública está dividida respecto al momento en el que se deberían producir los indultos, considerando un cuarenta y cuatro por ciento que ha pasado poco tiempo desde la condena. Solo uno de cada tres encuestados considera que estos solucionarán el problema de fondo.

Sondeo de opinión pública sobre los efectos políticos de los indultos. Imagen: IPSOS

Sin embargo, los datos de la encuestadora evidencian también un consenso en que un supuesto indulto a los políticos catalanes podría reducir la tensión política en el país (67 por ciento), tendría un impacto positivo a nivel internacional (66,5 por ciento), y ayudaría a reforzar la cultura democrática (62 por ciento).

La encuesta se ha realizado a 1.000 personas a nivel nacional entre los días 4 y 11 de junio mediante entrevistas online, aplicando cuotas por género, edad y región.