El presidente de Castilla-La Mancha asegura estar dispuesto a pelear de forma "furibunda" para que no haya privilegios. | FOTO: JCCM

CIUDAD REAL.- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, confía en que una vez que pasen "los grandes debates nacionales sobre la fase identitaria y los himnos" y se dé paso "al dinero", no haya intención de "alquilar el simbolismo o las ideas a base de presupuesto público", puesto que "lo que va a un sitio deja de ir a otros".

Así lo ha señalado en Puertollano (Ciudad Real) el jefe del Ejecutivo castellanomanchego, durante su intervención en el acto de inauguración del Consejo Regional de Formación Profesional, donde se ha mostrado dispuesto a "pelear furibundamente" que no se planteen "privilegios" de ningún tipo, ni sociales, ni personales y menos territoriales en España.

Publicidad

García-Page está convencido de que una vez que pasen estos debates se irá "a la chicha, al dinero", y habrá "mucha gente que hoy piensa de una manera, empezará a pensar de otra", cuando se hable "de las cosas del comer, de cómo se pagan las cosas".

Para el presidente castellanomanchego "nos jugamos casi todo" en esto, y por ello ha apelado a trabajar en la "línea de la igualdad de oportunidades" y la solidaridad.

Palabras que ha pronunciado en este acto de "refundación" del Consejo Regional de Formación Profesional, en el que ha reclamado "tomársela muy en serio" y "apostar decididamente" por ella.