Sesión del juicio anterior, que fue declarado nulo por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha. EUROPA PRESS / ARCHIVO

CIUDAD REAL.- La Justicia sentencia a los autores del intento de homicidio de Rosa Lidia. La sección primera de la Audiencia Provincial de Ciudad Real ha condenado a Luis Miguel, Janibel y Altagracia Mercedes a una pena de siete años, seis meses y un día de prisión para cada uno de ellos, que intentaron matar a la mujer en una vivienda de Alcázar de San Juan porque se negó a hacer de mula.

La sentencia condenatoria considera probado que los tres procesados urdieron un plan para acabar con la vida de Rosa Lidia, en el apartamento de la localidad manchega en el que vivía una de las encausadas junto con su pareja, después de que la víctima se negara a participar en un transporte de droga a cambio de dinero.

Publicidad

Se trata de la segunda vez que los ahora condenados se sientan en el banquillo de los acusados, después de que en 2019 se realizara un primer juicio donde los encausados fueron absueltos por unanimidad. Un proceso que acabó siendo anulado por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, el cual ordenó repetir el proceso judicial tras un recurso de la víctima.

Los hechos se remontan al 29 de noviembre de 2015, cuando la víctima había ido junto con las dos mujeres encausadas hasta el apartamento de Luis Miguel y Janibel después de salir de trabajar del Sol Fantasy, el club de alterne de Miguelturra en el que trabajaban las tres.

En principio, Rosa Lidia tenía pensado quedarse a pasar la noche en esa vivienda, pero en un momento de la madrugada se inició una discusión sobre el transporte de drogas que se iba a efectuar, y la víctima, quiso abandonar la vivienda "en la creencia de que le querían engañar o usar de cebo", aunque no le fue posible hacerlo.

Después, las dos procesadas "actuando de común acuerdo y con el ánimo de acabar con la vida" de su compañera, se acercaron hasta esta mientras el encausado la sujetaba por la espalda, y Janibel la apuñaló en tres ocasiones en la zona del abdomen.

Al menos una de las puñaladas le llegó a afectar la zona del páncreas y del hígado, donde le causó lesiones de carácter mortal de no habérsele prestado asistencia sanitaria, según la sentencia.

Tras ser apuñalada, la víctima trató de huir mientras que forcejeaba con Luis Miguel, quien finalmente la arrojó cuando estaba en estado de semiconsciencia por el balcón de la casa al suelo de la calle, sin que las otras dos encausadas hiciesen nada para impedirlo, según señala el tribunal.

Rosa Lidia fue atendida en la vía pública y posteriormente trasladada a un centro médico de Alcázar de San Juan, donde fue tratada de urgencia para evitar que falleciera por un shock hemorrágico. Además de las tres heridas de arma blanca, sufrió un traumatismo hepático y pancreático y varias fracturas, entre otras lesiones.

La herida ingresó en la UCI del Hospital de Alcázar de San Juan, en el que permaneció hasta enero de 2016 y después en el Hospital de Parapléjicos de Toledo donde experimentó "una mejoría lenta pero muy significativa". Rosa Lidia todavía conserva numerosas secuelas físicas del intento de homicidio, incluyendo una discapacidad del 75 por ciento.

La Audiencia de Ciudad Real ha considerado a los tres procesados autores de un delito de homicidio en grado de tentativa, por lo que los ha condenado a una pena de siete años, seis meses y un día de prisión a cada uno de ellos.

Igualmente, el tribunal ha prohibido a los autores del intento de homicidio aproximarse a menos de 500 metros de Rosa Lidia, su domicilio y su lugar de trabajo, así como a comunicarse con ella por cualquier medio. Del mismo modo, tendrán que indemnizar a la víctima, conjunta y solidariamente, con la cantidad de 228.000 euros.