'Ateo', el sensual videoclip de C. Tangana y Nathy Peluso en la catedral de Toledo ante la doble moral de la Iglesia

La bachata bailada en las naves del templo primado desata la polémica fuera y dentro del Arzobispado pocas semanas después de que la institución católica tildase de "intolerable" el cartel de Zahara en la ciudad.

TOLEDO.- La misma ciudad en la que hace tan solo unos meses se armaba un gran revuelo por el cartel de un concierto en el que la artista Zahara aparecía coronada, cual virgen se tratara y luciendo una banda en la que se podía leer 'Puta', es hoy la que se vuelve a situar en el centro de la polémica-promocional tras la publicación del nuevo vídeo de C. Tangana y Nathy Peluso, de título 'Ateo' y rodado en el interior de la catedral de Toledo.

Una bachata bailada en las naves del templo toledano, que luce sus vidrieras, el coro o la rejería del altar mayor, y en cuyo transepto protagonizan un sensual baile que, dado el escenario, no ha pasado desapercibido en las redes.

Publicidad

Y mientras que Nathy Peluso se contonea en la puerta de la sala capitular, bajo la atenta mirada de quienes la observan desde detrás de las columnas de las naves catedralicias, con los retratos de los arzobispos toledanos de fondo, y C. Tangana le dice que le "perdone la Virgen de la Almudena las cosas que hago en tu cama", la polémica se suscita de nuevo.

Sea o no cuestión de la propia promoción de este trabajo, el asunto ha llevado al deán de la catedral, Juan Miguel Ferrer, a tener que salir al paso de las críticas recibidas al permitir la grabación del vídeo en el interior del templo.

Ferrer defiende en un comunicado que lo que se representa en el vídeo es la historia de una conversión mediante el amor humano. Y es que, argumenta, "la letra de la canción es precisa" al respecto: "Yo era ateo, pero ahora creo, porque un milagro como tú ha tenido que bajar del cielo".

Pero además de la letra, señala cómo en las secuencias finales del vídeo se contraponen, ante "ciertas actitudes de intolerancia", "la comprensión y acogida de la Iglesia" -se refiere así a la aparición de varios sacerdotes, uno de los cuales toma una foto a la pareja delante de la fachada del templo posando con un par de niños, uno de ellos vestido como los 'seises' de la catedral-, algo que también valora Ferrer en medio de la polémica suscitada.

Y aunque el deán reconoce el "lenguaje visual provocador" empleado en el vídeo, considera que "no afecta a la fe".

En este sentido, considera que se trata de un lenguaje "propio de la cultura de nuestro tiempo" y asegura que "se ha atendido al bien que pueda producir en los alejados" de la Iglesia.

El deán de la Catedral lamenta, en representación del Cabildo, el "desagrado" que pueda producir a algunas personas y pide disculpas "si ha podido herir su sensibilidad".

Sin embargo defiende que la finalidad al permitir esta grabación en el interior del templo ha sido exclusivamente "favorecer el diálogo con la cultura contemporánea, preservando siempre la fe de la Iglesia", apostilla.

Finaliza el comunicado subrayando que la Catedral Primada procura "mantener un diálogo sincero con las manifestaciones culturales del momento", tratando así de "responder a lo que hoy nos pide la Iglesia".

Un mensaje que contrasta con los que en otras ocasiones -no tan lejanas- se han lanzado desde la Iglesia toledana, pidiendo "respeto" a las creencias religiosas, las imágenes y símbolos propios sin dar cabida en otras manifestaciones culturales, como en el caso de Zahara, que la institución católica llegó a tildar de "intolerable".

En esta ocasión sí se abre la mano para acoger la grabación de este vídeo, que por otra parte ya se ha visualizado más de un millón de veces en todo el mundo, gracias al cual acompañando a los sensuales bailes del madrileño y la argentina se pueden 'visitar' algunos espacios singulares de la seo toledana, como la sala capitular de la que se muestran las pinturas murales de Juan de Borgoña en las que se representan escenas del Juicio Final y la galería de retratos de los arzobispos toledanos. Espacios que no son visitables, salvo previo pago de la entrada, a 10 euros si no se es nacido o residente en Toledo, mayor de 65 años o menor de 12, o se tiene una discapacidad superior al 64 por ciento.

Pese a las facilidades dadas, es de suponer que abonando la tarifa correspondiente para estos casos, lo cierto es que en los créditos del vídeo no se menciona en los agradecimientos ni a la Catedral Primada ni a la Archidiócesis o el Arzobispado -que según asegura no sabía nada sobre la grabación y su contenido-, aunque sí se dan las gracias por la colaboración al Ayuntamiento de Toledo y la Film Commission de Castilla-La Mancha, dependiente de la Junta de Comunidades.