La Policía Nacional inició la investigación en cuanto tuvo conocimiento de los vídeos compartidos. | ARCHIVO

ALBACETE.- A un delito de tenencia y distribución de pornografía infantil se va a tener que enfrentar un hombre de 35 años al que ha detenido la Policía Nacional de Albacete después de que compartiese tres archivos de contenido pedófilo en un grupo de amigos de mensajería instantánea.

El detenido formaba parte de este grupo de amigos y en un hilo de conversación generado por varios componentes, compartió tres archivos de video en los que se podía ver a menores de entre ocho y diez años siendo agredidos sexualmente por adultos.

Nada más recibir estos mensajes, uno de los administradores del grupo borró los archivos y expulsó al autor de la difusión, si bien obtuvo previamente una copia de los tres archivos para poner los hechos en conocimiento de la Policía Nacional.

La investigación policial comenzó de manera inmediata y se centró en un principio en el titular del teléfono desde el que se habían compartido los archivos, pero finalmente pudieron averiguar que el usuario del teléfono era realmente su hijo, por lo que le detuvieron como presunto responsable de los hechos.

Además, la Policía procedió a registrar su domicilio y encontró tres dispositivos de almacenamiento que fueron intervenidos para su análisis, al sospechar que pudieran contener los archivos investigados y otros de similar naturaleza.