Martínez Lizán ha informado en rueda de prensa sobre el acuerdo alcanzado en el Consejo de Gobierno. | A. PEREZ | JCCM

TOLEDO.- El Consejo de Gobierno ha dado el visto bueno a la convocatoria de ayudas a la incorporación de jóvenes por importe de 25 millones de euros.

Del acuerdo ha informado el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Julián Martínez Lizán, que ha comparecido para dar cuenta de los detalles de la convocatoria y avanzar que, a lo largo del mes de enero, se dará el visto bueno a otros 25 millones para la convocatoria de inversiones en mejora y modernización de las explotaciones de los jóvenes que se incorporen con ayuda de la Consejería.

"De este modo destinaremos otros 50 millones para seguir impulsando el relevo generacional en las explotaciones agrarias y ganaderas, tal y como viene haciendo el Gobierno del presidente García-Page desde el año 2015, en su compromiso con el sector primario y el medio rural", ha afirmado el consejero.

En esta nueva convocatoria las ayudas ponen el acento en las zonas despobladas, en el sector ganadero, en el ámbito cooperativo y en las mujeres, y todo ello se materializará sumando una cantidad a la ayuda básica que, en esta convocatoria, ha aumentado 10.000 euros, al pasar de 27.000 a 37.000, con la posibilidad de llegar hasta los 60.000 euros a través del acceso a dos tramos de ayuda, uno dotado con 10.000 euros (Tramo 1) y otro con 13.000 (Tramo 2), si se cumplen tres o cuatro de los siete requisitos que contempla la convocatoria respectivamente, detalla el Gobierno regional en nota de prensa.

Estos siete requisitos son que la persona beneficiaria resida y la explotación se ubique mayoritariamente en zonas escasamente pobladas; ser mujer; que la instalación genere una UTA (Unidad de Trabajo Agrario) asalariada fijo adicional a tiempo completo en la explotación siendo el periodo de compromiso de dos años; que las explotaciones tengan una orientación productiva principal en ganadería ovina, caprina, vacuna y apícola; también que esa orientación productiva principal sea la producción ecológica; formar parte de una cooperativa o Sociedad Agraria de Transformación con fines de comercialización de la producción agraria para la que tenga que realizar un desembolso inicial; y que la explotación requiera de una inversión adicional al plan de inversiones de, al menos, 60.000 euros para dotar de elementos productivos a la explotación.

"Con estas condiciones queda claro el esfuerzo que realizamos para sectores como la ganadería ovina, caprina, vacuna y apícola y la producción ecológica; para el fomento del relevo generacional cooperativo; la priorización de las zonas escasamente pobladas; el impulso a la creación de empleo agrario adicional y el acceso a ayudas para quienes tengan más dificultades para acceder a tierras para su explotación o para realizar inversiones no incluidas en el plan empresarial", ha aseverado el consejero.

COMPATIBILIDAD

Otro hecho destacado en relación con la incorporación en zonas de intensa y extrema despoblación es que, por primera vez, se facilita la compatibilidad de la actividad agraria con otras actividades a un 50 por ciento, sin que en estas zonas la persona incorporada tenga que completar la UTA a generar mediante contratación. El objetivo de esta medida, tal como ha indicado Martínez Lizán, "es ayudar a mantener la población en el medio rural", además de "diversificar las actividades que se pueden emprender".

Por lo que respecta a las mujeres "queremos garantizar que ocupen el lugar que les corresponde porque es una cuestión de justicia y porque, sin ellas, nuestro medio rural está condenado a desaparecer". Por eso, se sigue apostando de manera clara y contundente por su incorporación, tanto mediante la priorización en el acceso a la ayuda, como contabilizando uno de los requisitos para acceder a los tramos de ayuda adicional.

Además, se deben mantener durante cinco años las condiciones que dieron lugar a la concesión de las primas e incrementos obtenidos, en lugar de tres, como ocurría en convocatorias anteriores.

Respecto a la convocatoria de ayudas a las inversiones, que se publicará a lo largo del mes de enero, el consejero ha explicado que, aunque los detalles se darán a conocer cuando se publique, serán similares a los de la convocatoria de incorporación. Una novedad importante a destacar, respecto a las dos convocatorias, es que pasarán a ser anuales. "Tenemos el compromiso de sacar la convocatoria cada año para que ningún joven se quede fuera".

"Con todo ello, el Gobierno de Castilla-La Mancha mantiene su apoyo al relevo generacional y en seguir revitalizando las zonas rurales", a la vez que se realiza una "apuesta firme por el sector y por los y las jóvenes, y así lo demuestra el hecho de que, desde que Emiliano García-Page es presidente, hemos convocado 265 millones de euros en ayudas para la incorporación de jóvenes y para la mejora de explotaciones", ha finalizado el consejero.