Page ha agradecido al Gobierno de España la decisión de suprimir el proyecto del ATC en Villar de Cañas. - A. PÉREZ | JCCM

TOLEDO.- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha vuelto a celebrar este jueves la decisión del Gobierno de España de "sacar del circuito" el proyecto del almacén temporal centralizado (ATC) de residuos nucleares en Villar de Cañas (Cuenca) y apostar en su lugar por un proyecto de energía limpia en el mismo lugar, con capacidad de generar más puestos de trabajo y de atraer empresas.

Así lo ha señalado el jefe del Ejecutivo castellanomanchego durante la presentación en Toledo del proyecto Castilla-La Mancha Región Europea del Deporte 2024, un día después de que el Consejo de Ministros acordara dejar sin efecto la designación de la localidad conquense como emplazamiento para el cementerio nuclear.

Una decisión que ya agradecía este miércoles a través de las redes sociales tras conocerse el carpetazo al proyecto, una "desaparición definitiva del basurero nuclear en la provincia de Cuenca" por la que hoy ha vuelto a dar las gracias al Gobierno y a la vicepresidenta Ribera.

García-Page ha subrayado la importancia de "librar batallas para ganarlas", como ha sucedido con la lucha contra la instalación del ATC en la provincia de Cuenca. Una decisión adoptada por el Gobierno del Partido Popular hace doce años y contra la que se ha desarrollado "una batalla de valores", que ahora toca a su fin con "éxito".

Y es que, ha recordado García-Page, "algunos trataron de vender como lotería para la región" este proyecto, cuando en realidad "un basurero nunca genera atracción y creación de empleo", sino que "espanta oportunidades e inversiones".

El presidente regional ha recalcado que este proyecto que nadie quería en España, tampoco era querido en Castilla-La Mancha, donde no contó "con ningún consenso social". Se trataba de un proyecto "nefasto para la mayoría", que finalmente se ha conseguido "sacar del circuito" y plantear como alternativa una iniciativa en materia de energía limpia. Un proyecto que estará ubicado "en el mismo sitio", ha incidido García-Page, y dotará de capacidad a toda la provincia de Cuenca para tener abastecimiento eléctrico suficiente durante cien años, lo cual facilitará la llegada de empresas a la zona.

Un proyecto de energías limpias al que ya se apuntaba en agosto de 2019, cuando tras una reunión mantenida en Toledo entre la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y el jefe del Ejecutivo regional, Emiliano García-Page, para abordar entonces el futuro de ATC, cuyo permiso de construcción llevaba ya suspendido más de un año, después de que el verano anterior el Ministerio trasladara un escrito al Consejo de Seguridad Nuclear solicitándolo así, al estar pendiente el diseño de la estrategia energética para la siguiente década.